¿Drogan con burundanga a una pampeana en Córdoba?

DENUNCIA LA MADRE

Una joven santarroseña, que reside en Córdoba, fue víctima el fin de semana pasado de un presunto caso de intoxicación por burundanga o escopolamina. Una droga altamente tóxica, que se suele usar con fines delictivos para anular la voluntad de las víctimas y aprovecharse de éstas.
El caso de la joven pampeana fue narrado por su madre a través de las redes sociales. Allí explicó que el hecho se produjo en la ciudad de Córdoba, en la tarde noche del último sábado.
“Mi hija estaba caminando y mirando puestitos en el Paseo de las Pulgas (Feria Artesanal Paseo de Las Artes) cuando se le acerca un muchacho con buena onda y le empieza a hablar, como lo haría cualquier persona. Luego de un tiempo caminando y cuando la charla no daba para más, el joven se despide chocando su mano de manera amistosa y se aleja”, contó la mujer, y añadió: “Al rato mi hija comienza a sentirse mal y corre hacia una confitería. Luego se le empieza a nublar la vista, se siente sin fuerzas y mareada, así que llama a una amiga y van a la guardia del Sanatorio Allende suponiendo lo que había pasado. En éste, el médico de guardia confirma la sospecha: burundanga o alguna droga parecida”.
La madre de la chica explicó por las redes sociales que contó el hecho para alertar a la sociedad. “Mi hija y yo pensábamos que esto solo le pasaba a otros, solo lo veíamos por TV. Lo cuento porque creo que es muy importante. Solo tratamos de cuidar a nuestros hijos”.

Administración.
La administración de esta sustancia puede ser vía oral, inhalatoria o cutánea, y tarda entre dos y cinco minutos en hacer efecto en la persona. Además, una dosis en cantidad excesiva puede causar delirio y parálisis, incluso la muerte.
Por lo contrario, algunos científicos desmienten que una droga pueda actuar con la rapidez que le atribuyen a la escopolamina.
Carlos Damín, director de Toxicología del Hospital Fernández de Capital Federal, ha explicado en reiteradas ocasiones que la sustancia tiene uso oftalmológico y que viene en polvo, gotas o ampollas, pero sostiene: “No existe sustancia que espolvoreada genere un efecto inmediato”.

Efectos.
La escopolamina actúa como depresor de las terminaciones nerviosas y del cerebro. Es antagonista competitivo de las sustancias que estimulan el sistema nervioso parasimpático, a nivel de sistema nervioso central y periférico, produciendo un efecto anticolinérgico, que bloquea en forma competitiva e inespecífica los receptores muscarínicos localizados en el sistema nervioso central, corazón, intestino y otros tejidos. Es así como induce la dilatación de las pupilas, la contracción de los vasos sanguíneos, la reducción de las secreciones salival y estomacal y otros fenómenos resultado de la inhibición del parasimpático.