Dueño de una panadería agredió a un inspector”

"ERA SOLO UNA INSPECCION DE RUTINA"

Un hombre de 35 años, trabajador del Departamento de Bromatología de la Municipalidad de Santa Rosa, fue agredido ayer a la mañana por un panadero que se negó a que su comercio sea sometido a una inspección. Según pudo saber este diario el incidente ocurrió a las 11.30 en un comercio ubicado sobre la calle Castro en el Barrio Aeropuerto, cuando el inspector agredido y un compañero llegaron hasta el lugar y manifestaron sus intenciones.
“Los inspectores fueron a hacer una inspección de rutina, pero aparentemente el dueño del lugar se sintió agredido y reaccionó con suma violencia. El trabajador que terminó herido recibió varias trompadas en su rostro, tiene todo el cuello arañado, y además le rompieron la campera”, dijo una funcionaria del área de Bromatología.
La agresión generó preocupación en la repartición municipal porque el inspector recibió golpes en un área sensible: hace un tiempo el hombre atravesó una cirugía en la cabeza. “Ahora le están haciendo placas y distintos estudios en la Clínica Modelo. La verdad es que estamos muy preocupados porque nunca nos pasó algo así. Era solo una inspección”, agregó la funcionaria consultada. Tras el incidente, el hombre fue a realizar la denuncia por la agresión a la Seccional Segunda.