“El campo ve el futuro con optimismo”, dice Marino

El senador nacional Juan Carlos Marino consideró que “el campo ve el futuro con optimismo”, al trazar un balance de la situación actual del sector y las perspectivas en relación a lo que viene, luego de una recorrida por la Exposición Rural de Palermo.
Marino afirmó que “tanto los productores como quienes llevan adelante pequeños emprendimientos relacionados al agro coinciden en señalar las mejores condiciones para el campo. Destacan que esta edición de la feria ha sido muy buena, sobre todo en relación a la pasada. No es una casualidad, si las reglas son claras y se tienen en cuenta las necesidades del sector, este responde, invierte en ampliarse, contrata gente y esto se ve reflejado en La Rural: más empresas presentes, muchas pymes agroindustriales. No es fácil poner en marcha nuevamente al campo y no será de un día para el otro, pero hay optimismo y las señales son positivas en ese sentido”.
“Hay un contexto muy bueno a nivel internacional, los países demandan los productos que la Argentina tiene para ofrecer. El desafío para nuestro país es producir lo suficiente de manera de poder abastecer tanto al mercado interno como al externo, pero buscando que el valor agregado sea puesto en origen, que los puestos de trabajo sean para los argentinos. Exportar materias primas para luego reimportarlas bajo la forma de productos industrializados no es el camino”.

Reactivación.
Además, el vicepresidente primero del Senado señaló: “Como pampeano es una alegría que así sea, sabemos que la reactivación de la agroindustria es clave para los pueblos y para La Pampa en general. No se trata del campo solamente, se trata de industrias complementarias, de la dinamización de los emprendimientos locales, de empleos directos e indirectos. Si al campo le va bien, le va bien a los pueblos, le va bien a La Pampa”.
Sobre las dificultades que todavía atraviesan algunos sectores productivos, Marino reconoció que “es cierto que hay algunas economías regionales o sectores como el lechero que aún viven momentos difíciles, con situaciones que deben corregirse. En este sentido, estamos propiciando reuniones con sus representantes para las próximas semanas para escucharlos, presentarles nuestras propuestas y colaborar con ellos desde el Senado. Estoy convencido que serán productivas y que vamos a poder transformar esas esperanzas en una realidad. Debemos tener paciencia, destruir es fácil, construir no lo es y lleva tiempo”.

Compartir