El centro, en penumbras y con poca gente

ESQUINAS TRADICIONALES DE LA CIUDAD SIGUEN OSCURAS Y SIN ACTIVIDAD

Desde la Cámara de Comercio local admitieron el cierre de locales en Santa Rosa aunque señalaron que en su mayoría “son negocios chicos” que cierran sus puertas. Valoraron que “no hay despidos” en el sector.
“Qué feo está el centro a la noche, hace mucho tiempo que no lo veía así”. La frase, escuchada en una charla de café y también en una sobremesa familiar, es precisa sobre un paisaje evidente para cualquiera que, en la noche de un fin de semana, realice la tradicional “vuelta del perro” por las cuadras céntricas de Santa Rosa.
Sobre la calle Avellaneda, por ejemplo, son tres las esquinas casi consecutivas que lucen abandonadas, oscuras y sin vida. Desde hace unos meses La Recova cerró sus puertas por un conflicto judicial entre familiares y de esa manera la esquina más tradicional del centro capitalino quedó en penumbras, con una imagen triste que se profundiza todavía más con solo recorrer una cuadra.
Es que en Avellaneda y Quintana la ex Casa Torroba ya se incorporó al paisaje céntrico como lo que es desde hace años: un lugar completamente abandonado, sucio y muy oscuro. En Avellaneda y Marcelo T. de Alvear se sumó ahora un panorama similar. En la casona de la esquina funcionaron distintos bares en una cuadra donde hay varios de ellos, una zona con mucho movimiento nocturno. Sin embargo, el último emprendimiento ubicado allí también cerró sus puertas y la oscuridad, ahora, domina la escena.
Otra cuadra céntrica que sufre por el cierre de locales comerciales es la calle Hipólito Yrigoyen, entre Rivadavia y 25 de Mayo, donde hace ya muchos meses hay tres locales, pegados unos a otros, que están abandonados.

Negocios “chicos”.
Si bien en lo que va del año hubo muchos negocios que cerraron, desde la Cámara de Comercio se mostraron cautos a la hora de realizar un análisis ya que valoran “que no hay despidos”, según dijo el presidente de la entidad, Roberto Nevares.
“Es cierto que hubo cierre de locales, pero eso se da más que nada en comercios chicos, que son emprendimientos familiares que frente a una situación difícil no pueden sostener los números, pero lo positivo es que no hay despidos en nuestro sector”, dijo Nevares a LA ARENA.
Este diario publicó días atrás que en el radio céntrico de General Pico hay 39 locales vacíos y que en lo que va del año se tramitaron 120 bajas de negocios. Nevares, por su parte, dijo que en la Cámara no tienen realizado un registro de la cantidad de sitios sin ocupar que hay en Santa Rosa aunque admitió que en el sector céntrico hay muchos que están en esa condición.
La referencia a la imagen nocturna del centro hoy remite, como contracara, a lo que sucedía en los ’80 y ’90 -según muchos que en esos años disfrutaban su juventud-, cuando el boliche New Star funcionaba a pleno, pegado al bar Nairobi y cerca de los tradicionales La Capital y La Recova. Si bien el radio céntrico era mucho menos amplio que ahora, la actividad estaba más concentrada y por eso lucía mejor.

Otros lugares.
Mientras en las zonas cercanas a la plaza se observa una postal despareja, en los últimos años florecieron otros polos con una gran actividad comercial, como sucede con la calle Alem, entre Gil y Avellaneda, donde más de una decena de negocios le cambiaron la cara a dicho sector. En Pico, entre San Martín y 9 de Julio, también se generó un lugar con varios emprendimientos mientras que en distintos barrios hay puntos con gran movimiento del comercio.
Lo cierto, más allá de los distintos cambios y tendencias, es que dar una vuelta por el centro un sábado a las 12 de la noche (cuando aún los jóvenes ni asoman hacia los boliches) no ofrece la mejor imagen: poca gente, mucho negocio cerrado y poca luz, un combo que al menos por ahora no parece estar próximo a cambiar de cara.

¿Chau a los feriados puente?
El pasado viernes trascendió en distintos medios nacionales la posibilidad de que el gobierno de Mauricio Macri deje sin efecto, el año próximo, los denominados “feriados puente”, una decisión que divide opiniones según el sector involucrado y de acuerdo a la zona geográfica del país.
En La Pampa, los comerciantes siempre se mostraron en contra de esos días extra no laborables porque en cada fin de semana largo baja notablemente la actividad ya que mucha gente emigra hacia centros turísticos mientras que nuestra provincia no se caracteriza por ser receptora de ese movimiento. “Por lo que leí son trascendidos, no hay nada todavía definido y nosotros en la Cámara aún no lo planteamos, por eso habrá que ver bien si hay cambios y si es así hacia dónde van esos cambios”, opinó Nevares.
Este diario también consultó a Roberto Torres, de la CAME. “Es un tema que divide aguas, porque por un lado en nuestra provincia los comerciantes están contra pero los hoteleros a favor porque dicen que en los fines de semana largo tienen ocupación de al menos dos días. Habría que buscar un equilibrio, como siempre en este país se cambia todo de manera radical y así es difícil encontrar un punto medio”, expresó.
El tema resurgió porque el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, dijo que las clases en 2017 comenzarán el 6 de marzo pero, en contrapartida, se eliminarían los feriados para poder completar los 190 días de calendario escolar. El 9 de diciembre próximo se cumplirá el último puente previsto por el decreto 1768/2013 que programaba dos días no laborables anuales para los años 2014, 2015 y 2016, pegados a feriados nacionales, como forma de fomentar el turismo interno.

“Lo del bono se analizará”.
La Cámara de Comercio de Santa Rosa se reunirá en los próximos días para analizar si paga un bono de fin de año a los empleados, una posibilidad que aún parece lejana, según dejó entrever el presidente de la entidad, Roberto Nevares. “El del bono es un tema que se empezó hablar por lo que acordó el gobierno por el pago de dos mil pesos, pero nosotros todavía no lo planteamos. En la semana nos vamos a reunir y allí se verá cuál es la postura que se adopta”, dijo el dirigente a este diario.

Compartir