“El cepo busca ocultar prácticas represivas”

ALCARAZ EN EL CONGRESO

Luego de haber sido detenida por la policía por haber intentado fotografiar un procedimiento, la periodista Cintia Alcaraz asistió ayer a la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados de la Nación para exponer la situación de la prensa pampeana en tiempos de Juan Carlos Tierno al frente del Ministerio de Seguridad de la provincia.
La periodista pampeana no fue la única convocada por la comisión, también estaban los trabajadores de prensa que en los últimos tiempos atraviesan situaciones laborales críticas por diversos motivos: trabajadores del desguazado Grupo 23, integrantes de la Comisión Interna de la Agencia Nacional de Noticias Télam y de la Nación, trabajadores del canal Antena Negra, miembros de la Red Nacional de Medios Alternativos, además de representantes de Fopea y de distintos gremios de periodistas. También estuvo Cintia Ottaviano de la Defensoría del Público y Roberto Caballero en representación de los despedidos de Radio Nacional. Por falta de quórum la reunión estuvo a punto de suspenderse, pero frente a la cantidad de gente que colmó el recinto, los nueve diputados presentes resolvieron escuchar a los invitados. El gran faltazo lo dieron los diputados del Frente Para la Victoria.
“Yo conté mi detención y después me ocupé de describir el escenario informativo. Dije que el cepo impuesto por Tierno tiene por finalidad ocultar los delitos y prácticas represivas de la Policía y disciplinar a la prensa y la ciudadanía. Que en los dudosos comunicados se trata de instalar problemáticas como el narcotráfico, y enemigos, como son los niños y jóvenes. Todo esto afecta a las audiencias”, dijo Alcaraz. Y agregó: “También planteamos el incumplimiento por parte del Enacom en el pago de fondos de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (Fomeca), incumplimiento que termina por cercenar la libertad de expresión y las distintas voces.

Más voces.
Por su parte, el secretario del Interior de la Fatpren, Flavio Frangolini, amplió la exposición hablando sobre el panorama de los periodistas pampeanos y dando testimonio de la relación conflictiva que el actual ministro de Seguridad mantiene desde hace tiempo con la prensa, a la que intentó censurar en el año 2001 en un caso que habilitó la actuación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Para reforzar el historial Tierno, se presentó también el libro del periodista Juan Carlos Martínez, “El golpeador”.
Al finalizar la reunión, el diputado y presidente de la comisión, Remo Carlotto dijo que iba a solicitar informes sobre el ministro pampeano al Poder Judicial y al Ejecutivo provincial y que iba a solicitar la intervención de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados. “Después de la presentación, Carlotto nos dijo que le parecía estar escuchando los mismos testimonios que hace 10 años”, cerró Alcaraz.