El Frepam apura tratamiento

EL TRASPASO DE SALINA GRANDE I

El Frepam pretende apurar el tratamiento sobre tablas del proyecto de ley que declara de interés estratégico para el desarrollo de la política hidrocarburífera provincial al área Salina Grande I e impulsará en la próxima sesión ordinaria el tratamiento sobre tablas de la iniciativa que tuvo dictamen por unanimidad en la comisión de Asuntos Agrarios, algo similar a lo sucedido con Jagüel de los Machos.
“El proyecto salió por unanimidad y desde nuestro bloque vamos a plantear en labor parlamentaria el tratamiento rápido, la idea es hacerlo así por los tiempos”, manifestó la diputada Marcela Coli (Frepam), agregando que “el área dejó de ser operada en la línea de producción, por eso la idea es avanzar”.
“Salina Grande I es un área que estaba en una situación límite y se revirtió por una deuda que tenía la empresa Energial. Hubo épocas de inactividad y a veces ni siquiera tenían la provisión de gas para que los empleados estén en el área”, agregó la legisladora.
Coli, además, aseguró que “comparto el objetivo que tiene la empresa Pampetrol para comenzar a operar el área en cuestión y darle un cambio de rumbo, que se viene planteando para dejar de ser una empresa administrativa y que empiece a operar. Salina Grande es un área pequeña, no tiene demasiada complejidad, eso le permitirá a la firma pampeana sumar experiencia y entrar en el negocio de los hidrocarburos”.

El área.
Salina Grande I está compuesta por tres lotes, estaba a cargo de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) conformada por Gregorio, Numo y Noel Werthein, Energial SA y Petrosiel SA y hace semanas el gobierno decidió rescindir el contrato por incumplimiento en las inversiones. Ahora, la comisión de Asuntos Agrarios de la Legislatura dio luz verde a la declaración de interés estratégico del área, para que luego pase a Pampetrol.
Las empresas tienen una deuda de dos millones de dólares en multas por esa cuestión de falta de inversiones principalmente, aunque todavía se está realizando una revisión de los números, y los pozos no están en funcionamiento. Fueron frenados a partir de la quita de la concesión. En 15 o 30 días, según voces oficiales, podrían comenzar a producir. Pampetrol ya anunció su decisión de operar el área petrolera en cuestión.