El gobierno inauguró un centro de negocios en Neuquén

El gobierno de la provincia inauguró ayer a la mañana un Centro de Negocios en Neuquén donde se presentarán para la venta una serie de productos pampeanos realizados por empresas y comercios de diversos rubros, buscando acceder a mercados del centro y del sur de Chile. Durante el acto protocolar, el vicegobernador Mariano Fernández pidió a las autoridades nacionales que autoricen la venta de asado con hueso plano en toda la región patagónica.
A la ceremonia, también asistieron el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo; el presidente de la Unión Industrial de La Pampa (Unilpa), Gustavo Varela; y Jorge Polverini, del Banco de La Pampa, entidad que también hará su aporte para el fomento del centro regional de ventas, según informó oficialmente la Casa de Gobierno. No asistió el gobernador Carlos Verna, y Moralejo destacó la decisión del mandatario de “abrir La Pampa hacia la región patagónica, hacia el país y hacia el mundo”.
El ministro, además, destacó que el Centro es una forma de integración a la región patagónica, considerando que “es muy difícil que una provincia crezca si no crece la región a la cual pertenece; por eso, en esta apertura lo que buscamos es una interrelación entre las empresas patagónicas” y agregó que “es un desafío muy importante para los industriales pampeanos ya que se van a medir con otras firmas para ver si sus productos son competitivos, tienen la presentación y calidad que la demanda está exigiendo”.
Sobre la importancia de la integración, Moralejo planteó la posibilidad de llegar a mercados como el centro y sur de Chile, con más de 3 millones de personas, que está “al lado”. Otro de los objetivos es alcanzar una canasta de productos que puedan ser comercializados con el nombre de Patagonia, con reconocimiento nacional e internacional. Además, señaló la necesidad de fomentar el empleo y la producción.

Carne.
El vicegobernador Fernández, en tanto, recordó que ya pasaron más de 20 años de la lucha para que La Pampa sea parte de la Patagonia “y hoy, fruto de ese esfuerzo, vemos en este tipo de iniciativas la reivindicación de una identidad patagónica que fortalece la presencia de nuestros productos ante la Nación y el mundo. Solo con un trabajo conjunto y consensuado entre las empresas privadas, las instituciones civiles y el estado es que podremos posicionar a las marcas pampeanas en nuevos mercados nacionales e internacionales”.
Agregó que es necesario seguir construyendo la marca regional de la Patagonia “a fin de que la calidad de nuestros productos sea reconocida nacional y mundialmente. Ya hemos demostrado que podemos producir con estándares internacionales, ahora con la construcción de este Centro de Negocios estamos generando los espacios físicos necesarios para el desarrollo de actividades comerciales y estratégicas”.
Ante la presencia de distintas autoridades, el vicegobernador también expuso el reclamo pampeano por los ríos interprovinciales y pidió a los funcionarios del Senasa, el organismo nacional responsable de garantizar y certificar la sanidad y calidad de la producción, que “nos autoricen a vender asado de hueso plano en toda la Patagonia (al sur del Río Colorado), en defensa de nuestros productores y de los consumidores, y combatiendo el contrabando que a diario ocurre en la región en beneficio de algunos”.

“Acompañamiento para las pymes”
El presidente de UNILPa, Gustavo Varela, señaló que el Centro de Negocios es fundamental para el apoyo a las pequeñas y medianas empresas de la provincia y además, destacó el esfuerzo económico del gobierno, “fundamentalmente por la decisión política de apoyar al sector industrial Pyme y acompañarlo con estos desafíos”. Sobre el escenario económico actual, dijo que “no es fácil, por las condiciones que existen en el país que complican el funcionamiento diario” y que “este tipo de acciones son fundamentales para buscar nuevos mercados a partir de la industrialización de la producción primaria agrícola, ganadera y minera de La Pampa”.
En el acto, Jorge Polverini, del Banco de La Pampa, agradeció la presencia de autoridades y empresarios y explicó que el Centro de Negocios es una muestra de la importancia en la combinación de esfuerzos entre los sectores público y privado “con el objetivo de apoyar a emprendedores y empresas pampeanas para que puedan comercializar productos industrializados, con valor agregado en la provincia”. Con respecto a las políticas de apoyo a sectores productivos, desde el Banco, según agregó, se propone el compre pampeano, líneas de créditos beneficiosas y personal a disposición para brindar las herramientas de la entidad a la hora de apoyar emprendedores.

“Vemos un socio y no un riesgo”
El secretario de Cultura y Turismo de Neuquén capital, Andrés Ross, presente en el acto realizado ayer, aseguró que desde esa provincia a La Pampa se la ve como a un “socio” y no como un “riesgo”.
“La sinceridad tiene que ver con esto, no creemos a La Pampa como un riesgo, sino como un socio en toda la actividad industrial y comercial de Neuquén, en materia de la unión que puede generar la ciudad en función del corredor bioceánico con Chile y por supuesto la amplitud de oferta que se pueda dar con las empresas que puedan poner su pie en la ciudad de Neuquén, y nosotros facilitarles el acceso y la apertura a nivel de todo lo que tiene que ver con el trabajo comercial de nuestra ciudad”, dijo el funcionario tras el acto.
Por su parte el empresario Pedro Gustavo, vicepresidente de Argentina Global y representante de Misiones Maderas, comentó que “cuando el secretario de industria Tonelotto nos informó de esta oficina le advertimos que era el paso a seguir y le aseguramos nuestra presencia”.
“Así como la provincia está queriendo salir, nosotros como empresa también lo queremos hacer, por eso esta es una oportunidad única. Este es el punto de partida, Neuquén y el Valle tienen una alta concentración de potenciales consumidores y de aquí nos extenderemos a toda la Patagonia”, añadió.
Finalmente, Guillermo Torres, representante del consorcio lácteo pampeano, habló las expectativas productivas. “Somos diez fábricas de nuestra provincia de La Pampa que aspiramos a tener la comodidad o practicidad de que haya gente promocionando todos nuestros productos y que te genere los contactos para obtener nuevos clientes. Esa es nuestra mayor expectativa, porque es lo que necesitamos”, puntualizó.