El hijo del heladero que llegó a diputado provincial

QUIEN ES QUIEN EN LA LEGISLATURA PROVINCIAL: HOY JOSE LUIS VENDRAMINI

Con perfil bajo, José Luis Vendramini, sostiene que ahora viene el tiempo en que se notará su tarea legislativa. Fue creador del Emhsu en la Municipalidad de Santa Rosa durante la gestión de Torroba.
Todavía con bajo perfil, José Luis Vendramini (Frepam) por ahora transita sus primeros meses en la Cámara de Diputados provincial observando, aprendiendo poco a poco la técnica legislativa, pero presto a comenzar a tener más peso con sus posicionamientos. Desempeñándose como director de Protección Ambiental y Servicios Públicos, “la Dirección más grande de la municipalidad”, aclara; tuvo a su cargo la creación y puesta en marcha del Emhsu y la compra de todos los equipos; sin dudas uno de los principales logros de la administración de Francisco Torroba.
Nacido en Toay, sus padres fueron Alfonso Matías (Cataco) y Noelia Losada. “Tengo dos hermanos: el mayor jubilado del Banco Pampa y el menor, que es ingeniero civil trabaja en Vialidad Nacional”.

Papá, maestro y heladero.
Vendramini cuenta que sus padres tuvieron “la heladería y rotisería ‘El Patagón’ en Santa Rosa. Mi viejo fue maestro muchos años en el sur, para ser más preciso en lo que hoy es Villa Pehuenia, y de ahí el nombre del comercio”, señala.
Su familia se compone por su esposa, profesora de letras, y dos hijos: María Emilia, que estudia Licenciatura en Nutrición, y Santiago que hace Ingeniería en Computación, ambos en la ciudad de Córdoba”. Sus primeros años “transcurrieron un poco en Toay, otro poco en Villa Pehuenia, por el laburo de papá, y cuando me tocó comenzar con la escuela ya vivíamos en Toay. Los amigos de la infancia son inolvidables, aunque a veces por nuestra actividad no nos veamos mucho. Los primeros años en la Escuela n° 5 de Toay pero terminé la primaria en la n° 2 de Santa Rosa y el secundario en el Colegio Nacional”.
Señala que “en épocas muy difíciles me fui a estudiar a Córdoba, Ingeniería Electricista Electrónica. Me inscribí en la facultad el 23 de marzo del 76 (vaya dato), y después de recibido volví para La Pampa y viví un poco en Toay y otro poco en Santa Rosa, donde resido desde hace 15 años. Me dediqué muchos años a la docencia y hace unos 3 años terminé un posgrado de Higiene y Seguridad en la UBA”, reseña.

La política.
La llegada a la política se produce de la mano de su padre, que “fue concejal en Toay; y yo también entre 1995 y 1999. Los últimos dos fui presidente del Concejo, y luego ya me vine a vivir a Santa Rosa y me alejé un poco de la política. Eso fue hasta que Francisco Torroba ganó la ciudad de Santa Rosa, pasé a ser director de Protección y Servicios Públicos. Como se dijo, fue artífice de la creación del Emhsu, y también desde su repartición se dieron las condiciones para iniciar “la separación de la basura e instalamos una planta de separación en un galpón de 1.000 m2. En el 2011 otra vez a casa y a continuar con mi tarea en la docencia”, hasta que asumió como diputado provincial el 10 de diciembre último.

Lo que viene.
José Luis menciona que su primer trabajo fue en un Centro de Diálisis en Córdoba , luego en una maderera del medio (IACO), en la provincia mediterránea lo hizo en un taller donde se armaban grupos electrógenos, se reparaban motores eléctricos y se fabricaba un freno para distintos motores eléctricos. Más tarde vendría “la docencia intercalada con la política”.
Confiesa que le gusta mucho viajar, “y la verdad que no me puedo quejar, conozco unos cuantos países. Estuve en casi 20 países diferentes y en todos se encuentra con algo que te llama mucho la atención. Por supuesto que algunos son muy diferentes entre sí, y no se puede comparar ningún país europeo con los sudamericanos, pero estoy convencido que se pueden hacer muchas cosas”.
Sobre su tarea legislativa admite haber tenido “hasta ahora” bajo perfil, pero “de a poquito voy a tener más exposición. Es una cuestión muy personal, me cuesta mucho ponerme a opinar de cosas que no estoy muy seguro. Ahora, después de un tiempito ya se dominan unos cuantos temas y creo que va a ser distinto”, advierte.

“No nombrar personal por años”.
Vendramini aceptó referirse al gobierno de Mauricio Macri: “Creo que se han tomado algunas medidas correctas pero se olvidó de muchas otras. Personalmente me gustaría que el rol del Estado fuese mucho más activo. Me da la impresión que han dejado algunas cosas para que las resuelva el mercado y yo pondría al Estado en un rol más activo”.
Sobre el gobierno provincial opinó que “entiendo que no se han hecho bien las cosas. Parecía que teníamos un Estado provincial sólido, pero después de casi 33 años de gobiernos justicialistas resulta que tenemos más empleo público que privado; y también la seguridad, la salud y la educación dejan mucho que desear. Además se está escuchando algún comentario que hasta está costando pagar los sueldos. Me parece que el modelo del Partido Justicialista en la provincia se está agotando”.
Como integrante del equipo de Francisco Torroba, mientras éste fue intendente de Santa Rosa, evaluó que “el municipio capitalino parece un poco diferente al que nosotros administramos desde el 2008 al 2011. Tiene unos cuantos empleados más y según mis cálculos eso significa como 6 millones de pesos mensuales. Es mucha plata en época de escasez”.
Agregó que “también hay mucha deuda, y recuerdo que a nosotros nos costó más de un año estar algo más tranquilos. Por supuesto no debe dejarse de considerar que la municipalidad es la primera trinchera, adonde llega el reclamo de la gente en un momento y hay que reaccionar muy rápido. Una solución de fondo sería, poniéndose de acuerdo entre todos los actores, no nombrar personal por unos cuantos años. No podés tener un presupuesto que el 90 y pico por ciento sean sueldos”.