“El mejor control, el diálogo”

LA ONG GROOMING ARGENTINA PREPARA SU DESEMBARCO EN LA PAMPA

Como grooming se define al acoso sexual virtual, es decir, realizado a través de redes sociales y otros recursos informáticos. “Los perversos se valen de estos mecanismos para obtener cualquier beneficio sexual con nuestros niños, niñas y adolescentes”, explicó Hernán Navarro, fundador de la ONG.
El mes pasado, a solo 300 kilómetros la capital pampeana, una noticia conmocionó al país entero. Micaela Ortega, la niña de 12 años que estuvo desaparecida poco más de un mes de su casa de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, apareció asesinada en la localidad de Ingeniero White. Con el correr de las horas, la hipótesis principal del crimen, cuyo autor está preso, apuntó al “grooming”.
Hernán Navarro, fundador y director de la ONG Grooming Argentina, explicó que el fatal desenlace del caso Micaela provocó un interés masivo en la actividad que su organización viene llevando adelante para prevenir el “grooming”, es decir, el acoso sexual virtual contra niños, niñas y adolescentes por parte de perversos que utilizan la Internet para acercarse a sus víctimas.
En el caso de Micaela, el homicida fue Jonathan Luna, un joven de 25 años, oriundo de Río Negro, que había salido de la prisión de General Roca tiempo atrás con salidas transitorias pero que no había regresado y tenía pedido de captura. Luna construyó un perfil falso en Facebook, identificándose como una niña de 12 años, y desde allí contactó a Micaela. La confianza que logró con ella fue tal que logró convencerla de irse de su casa, organizándole un encuentro con un supuesto primo (el propio Luna) que la llevaría hasta la vivienda de la amiga virtual.
“Grooming viene del verbo groom que significa conductas de preparación. En estas conductas de preparación que tiene estos perversos, inician con una etapa de acercamiento y conocimiento con los niños, para obtener un lazo de amistad, muchas veces con un perfil falso, pero otras veces con uno propio”, explicó Navarro en diálogo con Radio Noticias 99.5.

Tácticas.
El segundo paso que da el perverso es el de buscar datos de su potencial víctima, estudian exhaustivamente sus perfiles de las redes sociales y avanzan en función de ello. El tercer paso, es el de aplicar diferentes tácticas adaptadas a la personalidad de la víctima, seducción, provocación.
“Ahí es donde consiguen obtener una fotografía o un video con una connotación sexual y es entonces, donde comienza la última etapa del grooming, que es la de la extorsión, que puede terminar en el pedido de un encuentro personal, que termina con un abuso consumado, una violación, un secuestro o un crimen, como vimos en el caso de Bahía Blanca”, explicó el dirigente.
El trabajo de Grooming Argentina apunta a la prevención. “Talleres de charlas de prevención a niños y niñas preadolescentes y a adolescentes y, a su vez, capacitación en el mundo adulto, porque nadie puede quedar ajeno a esta problemática que es transversal a la seguridad, la Justicia y la educación”, explicó.
-¿Cómo es posible controlar cuando los chicos tienen la computadora en el teléfono celular?
-Más allá de estar al tanto de todo, el software más grande y efectivo que existe de control parental es el diálogo. Es fundamental hablar con ellos.

Compartir