El paro docente en La Pampa fue calificado como “fuerte”

El primer día de paro docente de esta semana, convocado por Ctera ante la no apertura del ámbito paritario nacional, se sintió en Santa Rosa, al menos, desde las declaraciones del sindicato docente. Aunque los maestros privados no adhirieron, se definió que “para la marcha federal de la semana que viene estamos todos unidos”.
Claudia Fernández, sindicalista perteneciente a Utelpa, acompañó el reclamo que se llevó a cabo en la mañana de ayer, en la plaza San Martín. Sin discursos ni movilizaciones, confluyeron en el céntrico espacio, para seguir explicando los motivos que conllevaron a la medida.
Sobre el acatamiento, la gremialista mencionó que “un paro que viene con un acatamiento similar al anterior, hay pueblos donde hay un 100 por ciento como de costumbre, un acatamiento importantísimo, pero además concientizando como estamos haciendo aquí en la plaza. En el día de hoy no pretendemos discursos ni movilización, simplemente el diálogo con los padres y la comunidad educativa, para explicarles por qué insistimos tanto en que el Estado nacional no se corra para con la responsabilidad que tiene con la educación; se empieza a correr cuando se cierra el diálogo y cuando subejecutan presupuestos que estaban destinados para comedores, becas, formación docente, para netbooks, para programas socio educativos”.
Destacó que “esto ya tiene un recorte del 40 por ciento porque se está trabajando con presupuestos del año 2015; la inflación del 40 por ciento del año pasado ya no se contempla y este año tampoco, entonces empieza a ser un achique en lo que es la inversión, que realmente después la va a tener que absorber la provincia. Cuando se haga, vamos a tener no sólo los docentes sino los pampeanos en general, el problema”.
Fernández agregó que “llevamos 11 años trabajando en la paritaria a nivel provincial; defendemos la paritaria nacional porque nos dio marco a nosotros para trabajar estabilidad laboral. Cuando la paritaria nacional habló de titularizaciones anuales tuvimos un marco general para poder pelearlo a nivel provincial y lo conseguimos en 2009; en ese ámbito de paritaria nosotros trabajamos en conjunto con los sectores docentes”.
A nivel provincial se contempla a través de la ley que los miembros paritarios son de AMET y Utelpa, pero siempre estamos con Sadop, sabemos que los docentes circulan entre instituciones. Los sectores docentes nos hemos mantenido unidos siempre, que según algunas jurisdicciones en el día de hoy, algunos hayan adherido y otros no, como pasa con Sadop porque lo definieron a nivel nacional, es otra cosa; para la marcha federal de la semana que viene estamos todos unidos”.

Conciencia.
Sobre la necesidad de clarificar los motivos que llevan a los docentes a adherir a esta medida de fuerza, Fernández señaló que “puede ser que se tergiverse, obviamente que el conflicto provincial y la propuesta de un 20 por ciento tiene que ver con esto de cómo se cuidan las finanzas y la provincia no se ha salido de las propuestas del resto del país. En función de que este recorte presupuestario que le viene de desresponsabilizarse Nación de Educación, va a afectar a la provincia; si hay un 25 por ciento que se va a pasar paulatinamente del incentivo docente a la provincia de La Pampa para que le empiece a pagar, eso tiene que salir de otro lado”.
Y continuó expresando que “si antes eso venía de Nación y ahora tiene que salir de la provincia, va a venir el recorte por otro lado. Yo hablo siempre de una torta presupuestaria donde, las porciones son para cada sector de una manera determinada, con porcentajes estipulados por presupuestos que se votaron el año pasado y hay definiciones en el ámbito nacional que se vienen dando ahora, que van a tener que poner a la provincia a pensar nuevamente cómo se redefine el presupuesto en algunos ámbitos”.

Herramienta.
Respecto de la medida de paro extendida en el tiempo como estrategia de desgaste empleada por el gobierno, la sindicalista mencionó que “el gobierno tiene un desgaste propio, creo que frente a eso, a la ceguera y sordera frente a los distintos conflictos que se vienen dando en el país es que hace algunas apreciaciones, están equivocando el rumbo y sabemos que se ha marcado desde el mismo 10 de diciembre de 2015 para los sectores más pudientes, los trabajadores, los que no podemos ahorrar y los que usamos nuestro salario para consumir, nos venimos manifestando, uniendo, planificando paros y mientras siga esta sordera, van a seguir los conflictos”, concluyó.