El placer de la cerveza “hecha en casa”

SE HIZO UN CURSO INTENSIVO SOBRE ELABORACION ARTESANAL DE ESA BEBIDA

Sesenta personas dedicaron el domingo a aprender un nuevo hobbie: la fabricación casera de cerveza. Dos especialistas ofrecieron una capacitación intensiva que incluyó la cocción de la bebida.
El fenómeno de la cerveza artesanal sigue su avance. Ayer, unas 60 personas realizaron un curso intensivo de elaboración de cerveza artesanal a cargo de la Escuela Argentina de Cerveceros, una firma dedicada también a la venta de equipamiento e insumos para la actividad.
El curso se realizó en el Club El Fortín y estuvo a cargo de Augusto Curia y Emiliano González. “Las personas que vienen comienzan por curiosidad, porque vio o consumió cerveza artesanal en algún lado. Quieren ver de qué se trata. Empiezan probando en sus casas como hobbie, como algo recreativo. Ocurre que la cerveza les sale bien y la gente de su entorno, amigos, familiares, le empiezan a demandar cerveza. Les preguntan si hacen para vender, les quieren comprar. Y muchos terminan dando un paso más, que es elaborar un poco más de volumen para vender”, explicó Curia.
La Escuela tiene sede en Don Torcuato, provincia de Buenos Aires, y nació hace exactamente un año. Curia y González diseñaron los cursos y son quienes están al frente de las personas que buscan dar sus primeros pasos en la actividad. Un tercer socio, Gastón Gómez de Olivera, es el encargado del marketing y la venta de la EAC.
“Nuestro objetivo para el año que viene es llegar a todas las provincias con nuestro curso. Hacemos uno intensivo sobre elaboración de cervezas que cubre todos los aspectos. Desde elaboración, los pasos del proceso y cada ingrediente. Hemos capacitado a más de mil personas, muchos de los cuales montaron su propia cervecería. Con ellos tenemos contacto porque generamos un vínculo y les hacemos un seguimiento”, explicó Curia.

-¿Qué diferencia hay entre la cerveza de las marcas tradicionales y la artesanal?
-Lo bueno de la cerveza industrial es que es muy estable. Es fabricada con muchos controles. Pero en cuanto a sabores, aromas, riqueza e intensidad es muy pobre. Es una cerveza muy diluida con poca riqueza en sabor. Y la cerveza artesanal, cuando está bien hecha, tiene una asombrosa complejidad en sabores. Y lo bueno es que cualquiera puede elaborar cerveza artesanal. Fabricarla es muy barato, se hace como hobbie y es muy recreativo. Además como negocio tiene mucha proyección. Hoy el día el consumo de cerveza artesanal es del 2% del consumo de cerveza en general.

-¿Qué necesita alguien que quiere empezar a elaborar cerveza en su casa?
-En principio necesita un lugar físico, como una habitación. Una fuente de agua y algún equipamiento simple como ollas, quemadores, fermentadores y botellas. No es algo que ocupe mucho espacio.

-¿Cuánto dura el curso intensivo?
-Un día. Se hace la cocción de la cerveza, que lleva alrededor de ocho horas, y en los intervalos en los cuales hay que esperar, se vuelca la teoría.