“El PRO vino a hacer política neoliberal”

Luego de ofrecer una función de su programa radial “La venganza será terrible”, el periodista, conductor y escritor Alejandro Dolina dijo a LA ARENA que Mauricio Macri debería “cambiar el rumbo porque parece un poco brutal y desorbitado el ejercicio del neoliberalismo”.
Alejandro “El Negro” Dolina visitó Santa Rosa durante el fin de semana, con motivo de ofrecer una función del programa radial “La venganza será terrible”. El encuentro se realizó el domingo en el Aula Magna de la UNLPam, que agotó sus entradas semanas antes.
Ayer, momentos previos a despegar en un vuelo a Buenos Aires, Dolina dialogó con LA ARENA y dio su opinión sobre la realidad político-social del país, las decisiones tomadas en estos primeros meses de gestión del presidente Mauricio Macri, y las posibilidades de la vuelta del kirchnerismo en el 2017.
-¿Cómo ve la realidad política económica del nuevo gobierno?
-Tal como se preveía, la política económica es una política neoliberal que ya conocíamos y preveíamos; el que se hace el sorprendido con las medidas del gobierno, no tiene mucho conocimiento de cuáles son las posiciones relativas ante el conflicto social de los grupos políticos en la Argentina. El grupo político del PRO vino a hacer esta política, a la mayoría de la gente le gustó y la votó.
-¿Cree que el presidente Macri puede terminar el mandato?
-Ojalá que sí, lo que creo que también podría ser que tuviera que cambiar de políticas; en algún momento tendrá que cambiar el rumbo o atemperarlo porque parece un poco brutal y desorbitado el ejercicio del neoliberalismo.
-¿Cree que Cristina Fernández puede ser candidata en 2017?
-No lo sé, eso tiene que ver con la militancia, con la política y con la organización; no se trata tanto de decisiones personales sino de la construcción de entidades que puedan conducir al poder. La construcción de poder es casi un arte, lo es también la política, de manera que no es tan sencillo como salir a hablar por televisión y decir ‘me propongo para…’. Hay que construir y creo que en el peronismo hay que hacer una reconstrucción de las organizaciones que eventualmente, te pueden llevar al poder: hay que construir alianzas, hay que conversar, hay que ver cuál es el límite de las alianzas, es todo bastante complejo.
-¿Puede continuar el kirchnerismo como movimiento político dentro del justicialismo?
-No lo sé, evidentemente no hubiera podido surgir en otro lugar que no fuera en el peronismo. Decir kirchnerismo es un estado que interviene en los asuntos políticos, no hay tanta diferencia. Después, creo que los conflictos más grandes en peronismo están hechos en tonos personales de ofensas, más que de políticas. Creo que es el momento de hablar de política.

Santa Rosa ordenada.
Dolina llegó con su equipo de trabajo por primera vez; contó que recorrió muy poco la ciudad, pero que encontró muy cambiada a Santa Rosa. “Contrariamente a lo que sucede en otras ciudades que han progresado mucho, se nota una prolijidad que no encuentro mucho por el país y noto que muchas veces, el progreso viene con un cierto orden; las ciudades crecen descontroladamente y la gente no parece ser más feliz. Aquí se nota una mayor prolijidad en el crecimiento y la noté muy cambiada, llena de asfalto, de urbanización, muy linda en ese sentido”, afirmó.
En cuanto a las diferencias entre el público porteño, que todos los días puede presenciar en vivo el programa que se transmite por Radio Del Plata, y el público local, dijo que “es muy diferente, más que nada por las circunstancias. El tipo que nos va a ver todos los días, lo tenemos podrido. En algunas de estas ciudades, no nos han visto nunca y entonces se produce un entusiasmo, un fervor, que en Buenos Aires no se da; y no es tanto que el porteño sea diferente. En las provincias es una visita preparada, las funciones incluso son más sólidas me parece a mí. Es otra cosa, pero el entusiasmo es del público y nuestro también”, finalizó.

Compartir