El río Salado llega hasta La Reforma

VERNA RECLAMO A NACION POR LAS SUELTAS SIN AVISO

Merced a los importantes caudales que están entrando a la provincia desde hace varias semanas, el río Salado-Chadileuvú ya llegó hasta la localidad de La Reforma y avanza hacia la zona de bañados que se encuentra al oeste y al sur de las sierras de Lihué Calel. Esta reactivación está empujada en gran parte por la descarga del río Tunuyán en el Desaguadero, algo que hacía años no sucedía. El Atuel sigue llenando los bañados pampeanos pero todavía no llega al Salado. Con los embalses mendocinos llenos y cuando aún no comenzó la temporada de deshielo, el pronóstico es que habrá agua en los ríos pampeanos durante muchos meses.
En la última semana, el río Salado-Chadileuvú volvió a correr con fuerza bajo el puente de La Reforma, lugar donde el río corta a la ruta provincial 20. El cauce llevaba años atravesando una lenta agonía, con escurrimientos ínfimos o incluso períodos en que se había cortado la circulación del agua.
La situación cambió en pocos días. Desde hace al menos una semana, la escorrentía no para de subir y el caudal es cada vez más fuerte. El sonido del agua pasando bajo el puente le da musicalidad a una imagen que hacía tiempo había quedado en el olvido.
Tras haber alcanzado la franja central de la provincia, el Salado avanza ahora hacia la zona de bañados que se ubica al noroeste de las sierras de Lihué Calel. Pero antes de llegar allí, a unos 25 kilómetros al sur de La Reforma, el cauce se divide en dos ramas. La más occidental avanza por un curso más o menos delimitado hacia la laguna La Dulce. El oriental lo hace hacia los bañados, una superficie que abarca unas 40.000 hectáreas donde el río no tiene un escurrimiento delimitado.
Llenar esos enormes humedales le insumirá semanas. Cuando se colmen, el Chadileuvú avanzará hacia tres grandes lagunas ubicadas aguas abajo. Son La Tigra, La Leona y La Brava, las tres de miles de hectáreas de superficie y todas en este momento con un nivel muy bajo.
Recién después de llenarlas, el agua alcanzará la laguna Urre Lauquen, un cuenco de enorme superficie pero baja profundidad entre las sierras y la localidad de Puelches.
Esta perspectiva lleva a suponer que el río tardará todavía algunos meses en reactivar ese complejo y extenso sistema hídrico. La abundancia de agua, los embalses mendocinos repletos y un nivel récord de nieve en la cordillera anticipan que, aunque lleve su tiempo, el agua finalmente volverá a pasar junto a la localidad de Puelches.

Tunuyán.
La crecida del río Salado-Chadileuvú está motorizada en gran parte por el río Tunuyán, uno de los cuatro ríos cordilleranos que atraviesan la provincia de Mendoza y descargan en el Desaguadero -que es el mismo que ingresa a La Pampa bajo el nombre de Salado-.
“En este momento, el embalse que regula el río está al 103 por ciento de su capacidad, lo que significa que está erogando por vertedero”, comentó Javier Schlegel, secretario de Recursos Hídricos de la provincia, al ser consultado desde LA ARENA. “Hacía años que el Tunuyán no llegaba al Desaguadero”, acotó.
El principal dique regulador del Tunuyán es El Carrizal, que separa la zona de riego conocida como Tunuyán Superior de la denominada Tunuyán Inferior. “Como es agua de deshielo, es muy dulce, por eso el río Salado está llegando a nuestra provincia con una carga salina que no es la habitual”, señaló Schlegel.
El tenor salino actual es de 6 gramos por litro, que si bien es algo -por encima de los límites para consumo humano- es muy bajo para un río que antes de esta reactivación ingresaba con 60 gramos por litro (tres veces el agua de mar) e incluso picos de hasta 110 gramos por litro. “Era tan alta la carga de sales, que los instrumentos no la registraban”, relató Schelgel.
En este momento, el Salado entra a La Pampa con un caudal de 9 metros cúbicos por segundo. En los últimos cinco años no había superado el metro cúbico por segundo.
La crecida en el Salado continuará por varios meses, señaló Schlegel. “Esos embalses están llenos y en cualquier momento va a empezar a erogar también el Diamante, que está cerca de llenarse porque está a un 97 por ciento de su capacidad”, indicó. “La perspectiva es de un año con mucha agua en ese río”, sostuvo.

Piden la emergencia
El gobernador Verna remitió a la Legislatura un proyecto de ley solicitando se declare en emergencia hídrica a los departamentos de Chical Co y Chalileo por el plazo de 180 días. Se pide allí que se faculte al Ejecutivo a contratar en forma directa la ejecución de obras, servicios, provisión de bienes y toda otra y/o contratación que sea necesaria para afrontar la situación de emergencia suscitada por el abrupto aumento de caudal en el río Atuel. “Los graves perjuicios que ocasiona a los pobladores ribereños la suelta, sin previo aviso, de los excedentes hídricos por parte de la provincia de Mendoza son actuales e inminentes”, dice el proyecto.

Quieren integrar comité de crisis
La Asamblea de los Ríos solicitó al gobierno provincial que se incluya a las asambleas ciudadanas en el Comité de Crisis que monitorea la situación del río Atuel. El pedido fue formulado a través de un parte de prensa. Allí afirman que, en una muestra más de su egoísmo, Mendoza realizó una suelta de agua sin aviso previo, sin planificación y en un acto inhumano, que volvió a poner en alarma al oeste pampeano afectando directamente a los pobladores, sus propiedades y producción.
”Acompañamos al Gobierno de La Pampa en la creación del comité de crisis y como Asambleas Ciudadanas solicitamos ser parte formal, desde hace varios años venimos trabajando en los diferentes puntos de la provincia y el país informando, visibilizando y acercando herramientas a la población para que luche por su derecho a tener su río robado”, expresaron.

Verna: “La empresa está incumpliendo”
“En la situación actual, la empresa está incumpliendo el contrato, planteó observaciones que fueron contestadas por el Estado, pero siempre estuvo por debajo de la curva (de actividad), también antes de la devaluación, o sea que el atraso de las inversiones no es consecuencia de la devaluación, porque ya estaba atrasado el plan de obra y hoy está en condiciones de ser rescindido el contrato”, afirmó el gobernador Carlos Verna sobre la posibilidad de rescisión del contrato con la UTE que tiene a su cargo la construcción del nuevo hospital.
“La empresa siempre tiene la posibilidad de demandar, le contestamos las presentaciones administrativas y el incumplimiento hace que la rescisión sea con culpa de la empresa. Con este marco legal, no existe otra posibilidad que rescindir. Si eso se hace, habrá que llamar a una nueva licitación”, agregó Verna, reiterando que “están dadas las condiciones para rescindir. Están incumpliendo los plazos, pedimos que aumenten el ritmo pero no cumplieron. Aducen que los precios actualizados por el sistema provincial no representan las subas del costo que les ocasiona la inflación y la devaluación”.
“El Frepam expresó públicamente que quiere que renegociemos el contrato, lo que (el diputado) Consiglio sabe o debería saber es que yo no tengo facultades de renegociar. La ley que rige la relación contractual entre la empresa y el Estado establece un sistema de actualización de valores y un plan de trabajo. La empresa firmó el contrato en febrero de 2014, cuando ya se había devaluado, y sin ninguna reserva. En 2015, se le dio una prórroga de más de 120 días y tampoco hicieron ninguna reserva, recién ahora están planteando que no reflejan los índices ni el aumento del dólar ni la inflación”.
El gobernador señaló que si la oposición “pretende la renegociación, deberán darme el instrumento legal a través de una ley, considerando que la devaluación y la inflación afectan a todas las empresas. Me llama la atención que lo pidieron dos o tres diputados de Cambiemos solo para esta obra, pero no para el resto” y advirtió que el presidente de Eleprint, una de las empresas que conforman la UTE (las otras son IACO y Tecma) es vicepresidente actual de la Cámara de la Construcción nacional.
En conferencia de prensa, junto al vicegobernador Mariano Fernández, agregó que la diputada macrista (Adriana) Leher y los frepamistas Consiglio y Solana públicamente le pidieron que atienda a la empresa, pero, destacó, “me extraña que pidan solo por una obra, porque las que tienen dificultades son muchas”.
-¿Cuál es la situación económica de la provincia?
-Estamos muy ajustados, discutimos con Nación que nos paguen, le agradecí a (Mauricio) Macri que me reconociera los 495 millones de déficit de las cajas de 2015, pero todavía no lo pagó. Sí firmé un convenio con el ministro del Interior por el que nos van a pagar los 495 millones del déficit en tres cuotas: julio, agosto y noviembre.
-¿Los municipios siguen pidiendo fondos?
-He recibido algunas notas pidiendo un refuerzo, pero ya dijimos que no hay recursos. Inclusive el Instituto de Seguridad Social nos pidió fondos y les respondimos que no los tenemos.
-¿Qué opina de la respuesta del Senasa a la barrera sanitaria, en contra del pedido de La Pampa?
-La contestación fue a un medio de comunicación. Nosotros somos un gobierno y planteamos un recurso administrativo, y si no responden en un tiempo prudencial plantearemos un pronto despacho, y después nos queda abierta la vía judicial. De todas modos, en la reunión que tuvimos con el ministro (Juan José) Aranguren estaba el coordinador de Desarrollo Territorial del Ministerio de Agroindustria y les planteamos que no era la manera de contestar por la prensa, y se entendió. Aranguren quedó en plantearlo en reunión de Gabinete, porque está probado que la aftosa no se transmite por el hueso plano, por lo tanto la barrera es económica y dejó de ser fitosanitaria, y más que defender el intereses de la gente que está al sur, que pagan por el asado el doble de La Pampa comiendo carne de peor calidad, están defendiendo a los productores agropecuarios y la sociedad rural.
-¿Qué opina de la ley de Blanqueo de capitales?
-No la hubiese votado. No voté las dos que mandó la ex presidenta (Cristina) Kirchner y además, en este caso encubre muchas posibilidades para aquellos que fugaron dinero y tienen propiedades. Tampoco coincido con eliminar la renta mínima presunta, no solo porque afecta los intereses de La Pampa ya que es coparticipable, sino porque es una manera de cobrar el impuesto a la riqueza y favorece a los sectores económicos más fuertes y no les trae ventaja a los desprotegidos, que son atendidos por las provincias en salud, educación y seguridad y nos dejan cada vez menos plata. Hay dos artículos propuestos por las provincias. Uno le da al Ejecutivo y a las provincias 90 días para discutir cómo nos auditan y nos pagan los déficits de las cajas previsionales. Una vez definido eso, el 20 de cada mes, nos tienen que girar el déficit del mes anterior. Eso fue propuesto por las 11 provincias que no cedimos las cajas. Sobre el subsidio a las personas mayores, se corrigió la edad, porque era una discriminación poner 65 años, ya que crea un antecedente para ir a un sistema de jubiliación en donde las mujeres, en vez de jubilarse a los 60, se jubilarán a los 65. Creo, además, se cambió el nombre del sistema que debe debatir y en eso estoy de acuerdo, porque se incluyó el sistema debía ser público y de reparto.

“Me sube la autoestima”
El gobernador Carlos Verna se refirió también a la encuesta de Options Consultora que le marca una imagen positiva del 65 por ciento en la provincia, muy por encima de Mauricio Macri que descendió al 41 por ciento. “Me sube la autoestima”, afirmó. Consultado por la detención del ex secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, cuando intentaba ocultar 9 millones de dólares, dijo que “es vergonzoso y se produjo una dispersión en el kirchnerismo” y ante otra pregunta, agregó: “Yo nunca doy un certificado de defunción de un movimiento político, porque adentro también hay militantes convencidos que compartieron un proyecto y son gente decente”. Por último aclaró que “esto no roza al PJ”.

Atuel: reclamo a Bergman
El gobierno de La Pampa envió ayer por la mañana una nota al ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, reclamando por el daño ecológico, humano y económico que “producen las sueltas no previstas y no comunicadas” por parte de Mendoza, generando el desborde el río Atuel, que es escenario de un conflicto entre ambas provincias.
“El hecho de que Mendoza no indique los volúmenes previstos de agua para evacuar, hace que no podamos prever cuál es el caudal que tenemos que conducir, pero la sensación que tenemos es que a mediados de julio, Valle Grande empezaría a erogar por Vertedero y eso triplicaría el caudal que está viniendo actualmente del Atuel”, dijo el gobernador Carlos Verna.
Agregó que el comité de crisis provincial está constituido en Santa Isabel, pero “las defensas están centradas en Algarrobo del Aguila” y hasta el momento, “no hubo pobladores con sus puestos afectados”. Siguiendo en ese sentido, Verna señaló que “si hubiese una relación sensata, el Departamento de Irrigación de Mendoza debería comunicarnos periódicamente el estado de retención para saber qué agua va a venir, y no como dijeron públicamente que era de lluvia, porque dejó de llover y sigue viniendo agua”.

Compartir