El Sitrasap replicó las denuncias contra la dirigencia

Los dos representantes gremiales del Sindicato de Trabajadores de la Salud Pampeana (Sitrasap), Carlos Ortellado y Roberto de Martini, participaron de una conferencia de prensa donde expusieron las hipótesis que rodean las denuncias que recayeron sobre ellos, en los últimos días. Cuestionaron los motivos que dispararon tales afirmaciones y hasta especularon con las molestias que haya podido generar una jornada sobre agroquímicos, celebrada tiempo atrás.
La información fue suministrada desde la sede del gremio, ubicada en la calle Tierra del Fuego. Allí, se reunieron el secretario general Carlos Ortellado; el secretario adjunto Roberto de Martini, la secretaria de Actas, Mirta Viola y demás trabajadores y afiliados del sindicato.
Inicialmente, Ortellado agradeció la presencia de los medios y si disculpó por no realizar declaraciones con anterioridad, porque se excusó de “no saber bien qué había detrás de esto: nos parecía demasiado violento y virulento lo que estaba pasando y no alcanzábamos a entender lo que estaba sucediendo”.
Mencionó que “para una interna era demasiado grosa la cosa, teniendo en cuenta incluso, que esta gente que salía a hacer estas denuncias era gente que había avalado todo esto y ustedes se van a llevar pruebas; votó y afirmó con las palabras todo lo que hoy denuncian”, dijo, mientras que se entregaron copias de las actas donde se reflejó la decisión de pagar un sueldo a Ortellado por su labor gremial.
“Tanto Roberto como yo, que fuimos los que tomaron como cabeza visible para la agresión, para nosotros tiene un trasfondo distinto” y agradeció a los compañeros que se acercaron a ofrecer su apoyo, pese a la situación. “Queríamos resaltar que nos llamaba mucho la atención la agresividad, y la violencia empleada, que nos llevaba a preguntarnos qué había en juego detrás de todo esto, no nos cerraba como interna nada más, y máxime teniendo en cuenta el poco acompañamiento que tiene esta gente respecto al resto de compañeros”, aseveró.

Hipótesis.
Ortellado prosiguió analizando que “nos dimos cuenta que en realidad, lo que hay detrás de todo esto es una ofensiva para limar, descalificar, destruir y debilitar nuestro sindicato; esto sentimos. Esto era para nosotros, el objetivo político que se estaba persiguiendo”, aseguró.
Agregó que “nosotros no tenemos prueba para decir de dónde viene, pero creemos que hay algo más detrás de esto”. Señaló que el gobierno provincial, luego de realizar diversas promesas en época de campaña, “hasta el día de hoy estamos igual prácticamente”. Relató que casi van a la Justicia para reclamar la devolución de los días de paro y la reapertura de las recategorizaciones; hasta que se firmó el acta correspondiente y ahora, “fuimos a solicitar ese pago y nos informaron que no lo van a poder pagar este mes, sino en septiembre”, afirmó.
“Hay una ofensiva para debilitar al Sitrasap y hoy la sociedad ve que estamos divididos; el gobierno que es la patronal, también lo ve. Quienes pagan la consecuencia es el sindicato y sus afiliados”.
Otro hecho que destacaron como detonante de posibles represalias fue la jornada organizada tiempo atrás, respecto al abuso en la utilización de los agroquímicos (glifosato) y su consecuencia en la salud; que dentro de poco tendrá una actividad similar en General Pico, para el próximo 9 de septiembre. “Estamos en una provincia agroproductora, acá el glifosato es palabra santa y nosotros pusimos el grito de alerta en función de las consecuencias de su uso desmedido”, aclaró.

Compañerismo.
Mencionó que los denunciantes eran compañeros activos en el sindicato, que “votaban, participaban y avalaban lo que se decidía”. Finalmente, respecto al sobresueldo que se acusó al secretario general de cobrar, Ortellado aclaró que “es una gran mentira pero no queremos caer en este debate que ellos nos proponen, esto nos parecía muy raro porque él (Gigena) votó a favor”.
Finalmente, Ortellado aseguró que “los agravios personales preferimos no responderlos ante la prensa, porque no corresponde; pero sí le daremos curso por la vía judicial”, concluyó.

Denuncias.
Las situaciones a las que refirieron los sindicalistas obedecían a la presentación ante el Inadi y la FIA de la secretaria administrativa del Sitrasap, María Cabral, por discriminación contra Roberto de Martini, por frases discriminadoras como haberla tratado de “negra de mierda”. Hubo, posteriormente, otra denuncia del secretario de Prensa del mismo gremio, Edgardo Gigena, que acusó a Ortellado de “cobrar un sobresueldo del sindicato”, aparte del que paga su empleador.

Dedicación y sueldo
El secretario general del Sitrasap, Carlos Ortellado, explicó los fundamentos del cobro que realiza desde el gremio, por su representación. “Gigena votó a favor de esto, él dice incluso que yo debo cobrar el sueldo”. Por su parte, Mirta Viola como secretaria de actas, aclaró que “nosotros como afiliados le pedimos (a Ortellado) que deje el trabajo que tenía en el (ámbito) privado y que el gremio le pagaría eso para que se esté en dedicación exclusiva para el gremio; eso no es un sobresueldo”, señaló.
Agregó que “es una opción de los afiliados para tenerlo para nosotros, sino a las 13 teníamos que volver para que él se fuera al otro trabajo”. Aseguró que esa decisión “se votó en sesión extraordinaria; la copia del acta del sindicato que se entregó fue certificada como fiel reflejo de la original, por el escribano Marcelo Cavalli.
La misma tiene fecha del 19 de marzo de 2015 y se fija la modalidad de asamblea para exponer que el tema a tratar será “compensación por exclusividad de cargo sindical”, referenciando la situación del secretario general (Carlos Ortellado).
En los aportes escritos realizados por los asistentes, en el apartado de Edgardo Gigena, está escrito que “siente un gran respeto por su trayectoria de lucha”.

“La justicia traerá luz”
Sofía Llanos, secretaria gremial del Sitrasap y Mirta Viola, como secretaria de actas, entregaron un escrito donde cuestionan “la ambición desmedida de ocupar cargos” por la cercanía de elecciones internas; afirman que la inocencia de sus compañeros quedará demostrada y también rechazan y repudian “las denuncias y agravios mentirosos”. Mencionan “el daño que se le produce al sindicato, que queda expuesto ante la sociedad” y antes de culminar, expresan que “la Justicia traerá luz sobre estas denuncias”.

Compartir