El BCRA investiga al BLP por venta de dólares en 2002

Hace seis años el BLP descubrió irregularidades en la venta de divisas y separó a un gerente y a dos empleados. Ahora el BCRA le apunta al propio banco y a sus directivos por su presunta responsabilidad.
El Banco de La Pampa se encuentra convulsionado por las posibles consecuencias económicas -y sus ex directivos por sus posibles responsabilidades penales- que podrían derivarse de una investigación sumarial iniciada por el Banco Central sobre presuntas maniobras dolosas con la liquidación de divisas durante la crisis financiera del 2002.
La causa estuvo paralizada cinco años y hace una semanas, cuando faltaban diez días para su prescripción, fue reflotada por la entidad bancaria rectora del país.
Una reunión urgente realizada en el SUM del BLP el jueves de la semana pasada, de la que participaron ex directores que revestían en la entidad bancaria provincial en ese año, permitió comprobar la preocupación que existe por los sumarios iniciados por el BCRA.
La presencia en esa reunión del abogado penalista y ex juez de la Nación, Oscar Salvi, permitió además, mensurar que el tema despierta temores sobre las consecuencias legales de la investigación sobre los responsables y ex responsables del banco.

Seis años.
En realidad todo comenzó hace más de seis años, cuando una investigación iniciada por el propio Banco de La Pampa sobre algunas operaciones con divisas realizadas en la sucursal Capital Federal, determinó la maniobra y adjudicó responsabilidades.
Una fuente explicó que, en pleno descalabro económico y político, el Banco Central enviaba a las entidades bancarias cientos de miles de dólares para tratar de parar la corrida que la salida de la Convertibilidad había causado en la cotización del dólar en el país. Esas divisas eran liquidadas en el BLP por algunos operadores de forma tal que compraban dólares a la cotización oficial y la vendían en el mercado negro.

“Claro”
Una alta fuente bancaria dijo ayer que “internamente está claro lo que pasó en esos días” cuando la auditoría descubrió lo que pasaba y tomó medidas separando al gerente de la sucursal Capital Federal y a dos empleados. “La gerencia de Auditoría del BLP investigó y descubrió lo que pasaba con los dólares y el Directorio profundizó la investigación y decidió sumarios y el despido”, señaló el directivo.
“Ahora lo que está haciendo el BCRA es investigar la responsabilidad del BLP por aquéllas maniobras. El cargo lo tiene el Banco Pampa pero en realidad cae sobre las personas físicas”.
Actualmente dos de los empleados despedidos hace seis años y que le iniciaron juicio al banco por sus despidos, tienen sentencia de cámara en contra porque se habría podido comprobar que hicieron maniobras con sus familiares para beneficiarse con el precio diferencial del dólar entre el mercado oficial y el mercado negro.
Las fuentes precisaron que la maniobra podría haber involucrado la venta de unos tres millones de dólares con una “ganancia” para los operadores de entre 150.000 y 300.000 pesos de aquéllos años.

Prescripción.
El caso, amplió la fuente, se estaba por cerrar por vencimiento de plazos, pero una decisión del Banco Central reabrió la causa y produjo el revuelo que en estos días determinó la reunión de las ex autoridades con el abogado Salvi y otros letrados del estudio “administrativista” Cárdenas y Asociados.
En esa reunión estuvieron presentes entre otros, el entonces presidente de la entidad, Luis Roldán, el actual pre-candidato a intendente, Juan Carlos Tierno, entonces director titular, el renunciante ministro de Educación de La Pampa, Juan Victor Bensusan, los ex directores Rodolfo Schamsanovsky y Ramón Antonio Campagno. No estuvo, aunque una fuente lo señaló, el ex gerente general, Osvaldo Dadone, actualmente alejado del banco.
Allí se analizó la situación luego del reimpulso al sumario dado por el BCRA. El Banco de La Pampa habría enviado al Central unas 30.000 fotocopias con detalles de cada una de las operaciones en dólares realizadas en el período en el que se lo investiga. De acuerdo a lo que se investigó internamente, las maniobras se habrían cometido en abril, mayo y junio del 2002. La mayoría de las operaciones que ahora investiga el BCRA se habría cometido en la sucursal Buenos Aires.

Solicitada.
La difusión de la noticia a través de un sitio en Internet (diariotextual.com) y las consultas que los medios de prensa formularon a la entidad motivó la publicación de una solicitada que se puede leer en esta misma edición.
Allí confirman la existencia del sumario y su relación con la venta de dólares durante la crisis económica y financiera del primer semestre del año 2002.
No obstante el directorio del BLP niega en su descargo que el sumario del BCRA impute “a los directivos y funcionarios de esta institución haber enajenado dólares a conocidos o familiares ni por haber actuado en forma directa” en la venta de dólares.
El BLP consideró “lamentable” que la publicación que le dio difusión al caso “no haya recabado de nuestra parte ninguna información al respecto” y se quejó de que se incluyó en el informe divulgado en internet “información falsa como la de una reciente y minuciosa auditoría del BCRA vinculada al tema”. Consideró que, si se lo hubiera consultado, se “hubiera evitado un contenido sensacionalista, desvirtuando la información, confundiendo lo que pueda haber ocurrido en otros bancos con lo que realmente” pasó en el BLP.