“El corte del Atuel es una vergüenza nacional”, dijo Jorge

El gobernador habló de un trabajo conjunto para iniciar el juicio a Mendoza por el corte del río Atuel. Se mostró indignado por comentarios mendocinos y señaló que “si uno lo ve como argentino, es una vergüenza”.
El gobernador Oscar Mario Jorge se refirió ayer al anuncio realizado en la apertura del IV Congreso Pampeano del Agua, donde sorprendió al informar que llevaría a juicio a la provincia de Mendoza por el incumplimiento de los convenios que le obligaban a soltar un mínimo caudal de agua hacia La Pampa. “Mantengo lo manifestado ayer (por el jueves), jurídicamente hay que hacerlo bien”, manifestó.
El primer mandatario provincial habló ayer con la prensa luego de inaugurar el flamante Hogar para Mujeres Adolescentes y fue más explícito sobre la necesidad de iniciar las acciones legales pertinentes contra Mendoza por la falta de correntía del río Atuel. Jorge dijo que “este tema es muy importante y jurídicamente hay que hacerlo bien. Hay que formar un equipo interdisciplinario, pero vamos a juicio. Pienso consultar y conversar con todos, fundamentalmente la base jurídica”.
A continuación, le preguntaron su opinión sobre comentarios efectuados en medios de la provincia vecina, sobre la posibilidad de que el juicio lleve a La Pampa a “no lograr nada”. Jorge explicó que no lo había leído, pero tampoco se mostró indiferente ante los comentarios.
“Evidentemente, si uno lo ve como argentino, es una vergüenza. Una vez escuché en una conferencia que cortar un río en una zona semidesértica, es hacer que el desierto avance; es una barbaridad. No tienen un principio de hermandad, la posición de La Pampa fue absolutamente prudente en todos los casos”, declaró.
Incluso se animó a entrar en el tema explicando que la vecina provincia, “tiene serios problemas en el riego, por ineficiente; pero que lo hagan eficiente y nos den el excedente; en cuyo caso era la mitad”.
“La corte falló reconociendo que hay un río interprovincial y que debían regar 75.600 hectáreas, pero no van a llegar”, añadió.
Por otra parte, Jorge destacó que el mismo fallo judicial “dispone que se dialogue entre las partes”.
“Desde mi humilde posición -añadió- eso debió tener un plazo. Mendoza tiene una postura economicista, miran para ellos mismos. Pero esto es un país y tendría que existir el diálogo”, sentenció.
Se mostró dispuesto a ello, aunque volvió a afirmar que “cuando hacés un juicio, la relación se pone tensa: yo quiero dialogar pero con un criterio humano”. También reconoció que ningún funcionario lo llamó desde Mendoza para hablar del tema. “Esto da una muestra cabal que el convenio era casi favorable a Mendoza; les solucionaba el problema de la salinización de un sistema ineficiente y lo único que pidió La Pampa fue una correntía permanente que podrían haber hecho”.
“Con el convenio lograríamos esa correntía en los ríos, que es fundamental, pero ellos tienen un problema grave para la producción”, finalizó.

Embajador chino.
El gobernador Jorge, recibió ayer mismo en su despacho, al Embajador Chino, Yin Hengmin, en el marco del 64 Aniversario de la Fundación de la República Popular China. Luego de ser declarado huésped de honor en su visita a Santa Rosa, ambos funcionarios intercambiaron presentes típicos de sus países.
“Hablamos sobre La Pampa y China, fue una visita de cortesía y un primer encuentro para buscar acciones comunes con aquel país, aunque ya las tenemos. China es un gran demandante de alimentos del mundo; se habló de los créditos de promoción industrial, analizamos las características de la geografía pampeana, producción petrolera. Le di un panorama general de la provincia para que tenga información acabada del territorio”, reconoció el mandatario pampeano.

“El juicio era reclamado por todos”.
El diputado Martín Berhongaray (Frepam) celebró ayer la decisión del gobernador Oscar Jorge de iniciar una demanda contra la provincia de Mendoza por el corte del río Atuel aunque agregó que también es necesario avanzar en el mismo sentido contra el Estado nacional porque es “responsable” de la situación que se vive en La Pampa, principalmente en la zona del oeste.
“Es una medida largamente esperada y reclamada por distintas organizaciones consustanciadas con la problemática hídrica. Habrá que ver cómo se instrumenta la demanda y cómo se avanza en función de los proyectos presentados en la Legislatura, porque nos interesa tener participación en la formulación y en las definiciones que determinen las bases del juicio”, comentó el radical en diálogo con LA ARENA.
Berhongaray informó el fin de semana anterior que trabajaba en un proyecto para modificar la ley 888 (Norma Jurídica de Facto) y obligar a la Fiscalía de Estado a iniciar juicio por pedido de Diputados. Incluso el articulado de la normativa impulsaba también la demanda contra Mendoza por el Atuel y le entrega un plazo de 120 días al gobierno provincial para tomar esa medida.
Pero el miércoles último el PJ se adelantó y presentó un proyecto en el mismo sentido de Juan Pablo Morisoli.

Proyectos para unificar.
¿Quién estuvo trabajando antes en el tema? Seguramente los dos legisladores tendrán argumentos en su favor, pero lo que resulta importante es la coincidencia para avanzar en una cuestión que le interesa a buena parte de la ciudadanía.
Podría ser que Morisoli, ante la inminencia del Congreso del Agua -que culminó ayer- pudiera tener información que el gobernador Jorge iba a anunciar allí el inicio de la demanda contra Mendoza y haya jugado al anticipo.
Lo cierto es que las bancadas mayoritarias están de acuerdo, y seguramente unificarán los proyectos para convertirlos en ley.

Contra la Nación.
“Necesariamente tiene que ir contra el gobierno nacional y no solamente por responsabilidad de la administración actual sino de las anteriores también. La reforma de la Constitución del ’94 produjo un cambio de paradigma en material ambiental y defensa de los recursos naturales y hay muchas normas que deben ser reglamentadas por el Ejecutivo”, dijo Berhongaray en referencia a las leyes de Régimen de Gestión Ambiental de Aguas y General de Ambiente.
Por otro lado, el diputado destacó la actividad de la Fundación Chadileuvú en la provincia y sus reclamos por el Atuel. “En la Fundación, estudiamos mucho el tema en los aspectos jurídicos y también en los hechos a la hora de promover la demanda ante el Tribunal Latinoamericano del Agua, cuya sentencia fue absolutamente favorable a los intereses de La Pampa, y debe tenerse en cuenta en la demanda, junto a opiniones de personas e instituciones que conocen la situación”, finalizó.

“No se abandonó la negociación”.
El secretario de Recursos Hídricos de la provincia, Néstor Lastiri, sostuvo ayer que la decisión de iniciar una demanda judicial a Mendoza por el río Atuel no significa abandonar ninguna instancia de negociación. “No hemos cerrado ninguna puerta”, afirmó.
En una entrevista con Radio Noticias, Lastiri relató que desde que el jueves al mediodía el gobernador Oscar Jorge hizo el anuncio de un nuevo juicio no han parado de llamarlo los medios de comunicación de Mendoza, e incluso algún que otro funcionario. “Lo que le dijimos claramente a los funcionarios y a los medios, es que se llega a esta situación por la falta de voluntad de Mendoza de abordar con realidad el tema desde el punto de vista de los derechos que le asisten a La Pampa”, comentó. “Así no hay otra forma de avanzar en el conflicto y reivindicar los derechos que nosotros tenemos”, acotó.
Tras recordar que “muchas veces se decía que estábamos haciendo la plancha o que había inacción de parte nuestra”, Lastiri dijo que la oportunidad y el momento para hacer el anuncio fue una decisión que Jorge mantuvo en secreto hasta último momento. “Hemos hecho lo que teníamos que hacer. Lo que decide esto es el lugar donde cada uno tiene que tomar una decisión. El gobernador tiene la máxima responsabilidad frente a la provincia de La Pampa; es el que administra la provincia desde todos sus aspectos. El determinó la oportunidad política de encarar esto y decidió que fuese ayer (por el jueves”.
Lastiri no dejó de poner énfasis en la trascendencia de la decisión, que a medida que avance involucrará a todos los estamentos de la provincia. También destacó la actitud de no abandonar las gestiones a nivel nacional ni cerrar “ninguna puerta de negociación”.
El objeto último de este camino, remarcó, es conseguir el agua del Atuel, que fue lo que en la práctica no logró el fallo anterior. “Con el fallo del año 1987 nunca se logró el consenso que ordenó la Corte Suprema. La Pampa siempre tuvo una actitud madura, nunca pidió más de lo que hay que pedir. Ahora vamos a exigir los derechos que tenemos sobre la cuenca”, puntualizó.