El ex ministro Varela va a juicio oral por incumplimiento

MEGAESTADIO

El fiscal Guillermo Sancho elevó a juicio la causa que investiga el supuesto incumplimiento de los deberes de funcionario público por parte del Jorge Varela, ex ministro de Obras Públicas durante la administración de Oscar Mario Jorge, en torno a la finalización de la obra del Megaestadio. La elevación fue solicitada a mediados del mes de diciembre del 2015, pero se conoció recién ayer: fuentes judiciales informaron a este medio que el fiscal concluyó, tras un año y medio de investigación, en que “Varela, deliberadamente, no activó ningún mecanismo para resolver la situación”.
La causa se inició en mayo del año 2013, a partir de una denuncia presentada por el entonces ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, César Rodríguez, quien pidió se investigue si existieron actos de corrupción en la construcción del polideportivo ante las denuncias del legislador opositor en ese sentido.
Un año y medio más tarde, el 10 de septiembre de 2014, a raíz de una investigación de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, la Cámara de Diputados le inició un juicio político al ministro al entender que habría incumplimiento de los deberes del funcionario público en el tema del Megaestadio de Santa Rosa. Sin embargo el juicio no llegó a consumarse porque Varela renunció. Llamó la atención entonces que el ex gobernador lo nombró inmediatamente como parte de su cuerpo de asesores.

Una década después.
El Megaestadio comenzó a construirse en el año 2006 durante el primer gobierno de Carlos Verna y debía terminarse en el plazo de un año, para los juegos de la Araucanía que iban a celebrarse en nuestra provincia en 2007. Desde entonces no hubo avances y el techo sigue oxidándose a metros de la construcción.
En un principio, el Estadio Polideportivo Ciudad de Santa Rosa, iba a demandar casi 29 millones de pesos y la empresa piquense Inarco fue la adjudicada. Luego, la firma reconoció tiempo después que se equivocó en los cálculos para realizar el techo y tuvo que desmontarlo.
La diputada Claudia Giorgis dijo en su momento que a la constructora se le pagaron 45 millones de pesos por el 50 por ciento de la obra y solicitó que se levante la paralización de obra y se intime a Inarco a terminar la construcción.
Desde allí y para aquí hubo infinidad de idas y venidas, y acusaciones mutuas entre funcionarios del ex gobernador Oscar Mario Jorge -atribuyendo responsabilidades a la administración anterior-, y del sector vernista acusando al primer mandatario de no querer terminar la obra.
Lo cierto es que hubo ampliaciones del plazo para que la empresa Inarco recalculara el techo y procediera a instalación, pero eso no ocurrió. Hubo pedidos de la oposición para que Jorge le rescindiera el contrato a Inarco, pero el gobernador resistió y no lo hizo hasta febrero del año pasado cuando finalmente, el contrato con la empresa piquense fue rescindido.