El gobierno dice que no discrimina a opositores

Unos, los funcionarios provinciales, hablan y justifican los números. Otros, los intendentes que no están alineados con el gobernador Oscar Mario Jorge, no quieren hacerlo por temor a represalias, pero por debajo confirman otras lecturas que se hacen sobre las mismas cifras. LA ARENA publicó un informe sobre el criterio que se utiliza para los aportes discrecionales de fondos que se hacen desde el gobierno provincial a los municipios. El análisis de las resoluciones firmadas por el secretario de Asuntos Municipales, Fabián Bruna, que fueron publicadas en los boletines oficiales de enero hasta mediados de abril -del número 3.030 del 4 de enero hasta el 3.044 del 12 de abril- indican cómo desde el Ejecutivo pampeano se prioriza para el envío de esos dineros a los intendentes la interna en el PJ y sobre todo al partido propio por sobre la oposición.
El listado indicó que entre las veinte localidades que más dineros públicos discrecionales recibieron hay catorce que pertenecen a la línea jorgista Compromiso Peronista o están cercanos. De hecho, si bien no es el único criterio, podemos decir que primero se está priorizando a los jefes comunales de CP o del PJ que adhieren por el momento a esa línea, después están los vernistas y marinistas, y finalmente los radicales.
Ayer, luego de la publicación del informe que muestra cómo el ranking de los aportes de Asuntos Municipales beneficia más a los jefes comunales jorgistas que a los pares vernistas y marinistas y a los radicales, varios intendentes hablaron con LA ARENA aunque prefirieron mantener el anonimato.

Comparaciones.
Hay fondos que llegan de la Secretaría de Asuntos Municipales para programas provinciales, que se pagan por administración municipal, y fondos para gastos de funcionamiento o déficit de las comunas. Pero la discriminación se profundiza de esta manera.
Los intendentes vernistas consultados no quisieron hablar en su mayoría. Si lo hizo brevemente Rodolfo Calvo, jefe comunal de Quemú Quemú, que confirmó los números. Dijo que durante los primeros tres meses y medio de este año recibió 421.600 pesos, pero solo 145.000 fueron para gastos de la comuna, o sea el 34 por ciento. Los 276.600 pesos restantes fueron para gastos provinciales, principalmente los porteros monotributistas, que sumaron 180.000 pesos y el transporte escolar que fueron otros 70.000.
Si hacemos una comparación con un municipio similar, con los mismos gastos provinciales, como es Catriló, gobernador por el jorgista Eduardo García, observamos que allí fueron 1.008.000 pesos. O esa que mientras Quemú Quemú recibió para la intendencia 145.000 pesos sin los gastos de provincia, Catriló habría recibido 731.400 pesos descontando los mismos fondos.
Algo similar pasa con General Pico, del vernista Juan José Rainone, ya que los 955.700 pesos recibidos en su mayoría fueron para pagar los sueldos de los porteros que no están “blanqueados”.

En Santa Rosa.
De las resoluciones publicadas en los boletines oficiales de enero a mediados de abril, la que menos fondos recibió en ese período fue Santa Rosa. Apenas 42.900 pesos, y está última en el ranking. Fue la ciudad que menos dineros de ese organismo tuvo. Desde el municipio un funcionario confirmó el “malestar” existente por ese trato. “Si Francisco Torroba se quejaba porque decía que lo discriminaban con los fondos por ser radical, ¿entonces qué pasa con nosotros?”, dijo el vocero.
En febrero ya se había publicado que desde hacía meses no llegaban a la comuna santarroseña otros fondos que no fueran los coparticipables y que había cierto distanciamiento entre el gobernador Jorge y el intendente Luis Larrañaga. Poco después un funcionario intentó desmentir esa afirmación y dijo que la relación era la normal. Pero ahora los documentos oficiales indican que no están llegando los fondos. El viernes, cuando se juntaron los intendentes de la línea jorgista, Larrañaga no estuvo presente. Algunos se preguntan si hay nuevamente diferencias.
Desde Casa de Gobierno se afirma que actualmente Santa Rosa no tiene necesidades financieras. Sería por eso, suponen desde el municipio, que no envían más dineros que los que están obligados.

Radicales.
Los intendentes radicales tampoco quisieron hablar. Sin embargo, aparecen como los más discriminados. De hecho, el mejor posicionado en el ranking fue el municipio de Parera en el puesto 36, le siguió Alta Italia en el lugar 39 y Guatraché en el 45. Sí habló el diputado nacional Daniel Kroneberger, jefe comunal de Colonia Barón entre 1995 y 2005. Esa localidad está en el puesto 49.
“Este hecho ya viene desde hace bastante tiempo, ya se ha publicado reiteradamente por los medios en varias oportunidades. Si tomamos los últimos treinta años, los de democracia, siempre fue algo así, siempre hubo alguna preferencia por los intendentes del PJ. No hablo de otra cosa. Y se puede ver si comparamos municipios semejantes que deberían tener el mismo trato y no lo tienen”, dijo.
Kroneberger afirmó que “estamos partiendo de la base que el federalismo en el país es muy limitado. No tenés autonomía municipal si no tenés autonomía financiera. Y es difícil originar políticas locales si las comunas no tienen la autonomía financiera suficiente”.
El legislador precisó sobre los fondos discrecionales que “son para gastos de funcionamiento o necesidades de los municipios y uno entiende que las localidades del oeste tienen que ser más asistidas porque no tienen ingresos genuinos. Pero uno ve que hay localidades de similares características y que reciben tres o cuatro veces menos que otras, y eso parece injusto”.
“La entrega de esos fondos va de la mano de un color político, y la que paga las consecuencias es la gente del pueblo. Igualmente, uno ve que los intendentes radicales con menos fondos de los que reciben de otros signos políticos mantienen igual de prolija las municipalidades y pagan todos sus compromisos”, precisó Kroneberger.

Bruna: “El trato es bastante justo”
El único funcionario del gobierno provincial que ayer salió a hablar sobre el informe de este diario fue Fabián Bruna, secretario de Asuntos Municipales de la provincia. Su área, clave en la distribución de los recursos para los municipios, fue apuntada en la investigación de LA ARENA por repartir la torta de un modo netamente político priorizando en el color interno y partidario a la hora de distribuir los recursos públicos.
“No son datos mentirosos, pero no reflejan la realidad de los aportes que van a cada municipio”, dijo sobre los números expuestos en la edición de ayer de este matutino. Aseguró que el informe reunió aportes de todo tipo y mezcló “zapallos con mandarinas” (sic). Explicó que los aportes que Provincia hace a las comunas son variados, como los que se destinan a cubrir necesidades financieras, programas específicos o funciones que corresponden al gobierno provincial, como el pago a los porteros (monotributistas) o la seguridad.
“La suma de todo lo que aportamos no tiene que ver con lo que va destinado exclusivamente al municipio. Ahí el dato se distorsiona”, afirmó en un largo y acalorado diálogo con Radio Noticias.
-Entonces los intendentes alineados con Compromiso Peronista son peores administradores, porque piden más que los de la oposición o de otras líneas del PJ.
-No lo sé. ¿Por qué voy a decir eso?
-La mayoría de las comunas están con problemas.
-No es así, acá hace tiempo se está intentando instalar que las comunas están cada vez peor por culpa de la provincia. Desde que está Jorge como gobernador se han incrementado los fondos a los municipios, según el índice de coparticipación. Le digo esto para que comience a cambiar este discurso de que las comunas están discriminadas y reciben poca plata. Hasta 2008, los municipios recibían dieciocho puntos de coparticipación, pero de ahí en adelante, recibieron cinco puntos más.
-Con la molestia de Jorge que no quería acceder.
-Se hizo en este gobierno y fue una ley aprobada con el acuerdo del gobernador.
-El proyecto original era del 10% y Jorge lo bajó a 5.
-Se hizo en el gobierno de Jorge, no en el anterior (Verna), ni en el anterior (Marín). Segundo dato que hay tener en cuenta: se puso en marcha la Ley de Descentralización, que reparte entre las comunas recursos específicos que se recaudan desde distintas fuentes de financiamiento para ser destinados a seis programas que ejecutan los municipios, quienes eligen los beneficiarios. Este programa tiene 90 millones de pesos para este año. Sobre una coparticipación que está presupuestada en 500 millones, la Ley de Descentralización distribuye 90 más. A esto hay que agregar los que se van a sumar gracias a la Ley de Regalías (Hidrocarburíferas).
-Otra ley que cosechó el rechazo de Jorge, pero debió acceder.
-Adicionalmente -y para que vea que esta información también tiene una intencionalidad y no refleja el trato equilibrado que el gobierno tiene con los municipios, bastante justo-, el año pasado teníamos fondos para ejecutar obras en las comunas. Se pudo haber distribuido de forma discrecional, pero la decisión del gobernador fue repartirlo de acuerdo a un índice, que se resolvió en una reunión donde estuvieron prácticamente los 79 intendentes. Este año el gobierno nacional, a través del programa Más Cerca, nos asignó 96 millones de pesos de presupuesto. ¿Cómo se distribuyó? De acuerdo al índice que se usa para la coparticipación. Esto porque la voluntad de este gobierno es ser lo más justo y equitativo con los municipios.
-Discutamos los números que están publicados en LA ARENA.
-No puedo ir a discutir esas cifras, porque esas cifras mezclan zapallos con mandarinas, están distorsionadas.
En otro tramo del diálogo radial, Bruna pidió a los periodistas que consulten con los intendentes para saber qué opinan de la manera en que se distribuyen los fondos y solicitó, además, que realicen una comparación de la distribución que se realizaban en los gobiernos de Rubén Marín y Carlos Verna con la que se realiza en la gestión actual.