El gobierno no está preocupado por el cambio de discurso de Mendoza

“No es para preocuparse”, afirmó ayer el secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Néstor Lastiri, al minimizar las declaraciones del director de Irrigación de Mendoza, José Luis Alvarez, en las que habló de eficientizar el riego en el sur de esa provincia pero no mencionó compartir ese volumen recuperado con La Pampa.
“Eso es sólo una organización interna de ellos, no afecta a La Pampa”, sostuvo Lastiri en referencia a la reunión ocurrida el viernes en la ciudad de General Alvear, entre el director de Irrigación, los delegados y subdelegados de cauces, y representantes de los regantes y de sectores sociales. En ese encuentro se acordó trabajar sobre un Gran Acuerdo del Agua de la Cuenca del Río Atuel, acuerdo que tendrá tres ejes temáticos coincidentes en un aspecto central: generar un importante ahorro de agua merced a una mayor eficiencia en el sistema de transporte y riego.
“Si hablan de eficientizar el uso del agua, eso es bueno, porque estamos saliendo de aquel viejo valor de eficiencia, que la Corte Suprema reclamó mejorar”, recordó el funcionario pampeano en referencia al fallo del año 1987. El pedido de que Mendoza optimice el aprovechamiento de ese recurso natural es parte sustancial de las negociaciones que están llevando adelante La Pampa, Mendoza y Nación para lograr un acuerdo que signifique un caudal permanente para nuestra provincia.
Por ello, cuando el viernes el Departamento General de Irrigación habló de usar el agua recuperada sólo para ampliar su oasis de riego, varias luces de alarma de encendieron en La Pampa. Sin embargo, a juicio de Lastiri, que no se haya mencionado a La Pampa en esa reunión no significa que se la haya omitido de plano.
“En esa reunión se habló de su cuenca, de la situación de su región, no hablaron de la situación interprovincial”, reiteró el secretario, relativizando la incidencia de esa omisión en el comunicado que el Departamento General de Irrigación emitió tras la reunión en General Alvear.