El gobierno pampeano y el SPF recurrieron la medida

El ministro de Gobierno de la provincia está realizando gestiones ante el Servicio Penitenciario para reflotar -en realidad que se respete- el convenio para restituir condenados a cárceles pampeanas.
¿Se puede pensar en un servicio penitenciario con unidades carcelarias y efectivos pampeanos?. Podría ser un tema al menos para ser considerado por las autoridades, tanto del Poder Ejecutivo como de la Justicia provincial.
Alguna vez se habló ligeramente de la cuestión, pero nunca se avanzó. Vista la actual situación tal vez podría por lo menos empezar a ser analizada.
La reciente presentación de un hábeas corpus por la Defensoría General de la justicia provincial, pidiendo que los presos pampeanos que estuvieron purgando penas en cárceles fuera de La Pampa fueran restituidos a nuestra provincia, halló eco favorable con una decisión del Tribunal de Impugnación Penal que ordenó que así se hiciera.
El recurso fue planteado en razón de la gran cantidad de presos pampeanos que cumplen sus condenas en penitenciarías ubicadas fuera de la provincia. Sólo un centenar de más de 300 están en unidades carcelarias provinciales, aún cuando existe un convenio del gobierno pampeano con el Servicio Penitenciario Federal. Además debe tenerse en cuenta que no hace mucho fueron ampliadas las instalaciones de la U.4, con un aporte importante de nuestra provincia; y aún con la construcción de esos nuevos pabellones no hubo reciprocidad desde el SPF que prefiere desconocer el convenio y, además, obliga a que internos pampeanos cumplan condenas muy lejos del lugar donde residen sus familias.

Recurso de casación.
Con posterioridad a aquel habeas corpus y a la resolución del T.I.P., se conoció que Fiscalía de Estado y el propio Servicio Penitenciario Federal -que es quien dispone dónde deben ser destinados los presos- recurrieron el fallo, por lo que ahora las actuaciones están en la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia. Así lo confirmó a LA ARENA el presidente del máximo cuerpo tribunalicio provincial, Hugo Díaz.
¿Qué puede pasar? Dos cosas: que se haga lugar al recurso de casación presentado y todo vuelva a fojas cero; o que por el contrario se confirme aquella resolución del Tribunal de Impugnación Penal. En este caso a Fiscalía de Estado y al Servicio Penitenciario Federal les quedaría recurrir a la Corte Suprema para que laude en el tema.

Alcaidía hacinada.
Lo cierto es que todo resulta en un problema. Hace algunos días se informó en estas mismas páginas la situación de la Alcaidía de Santa Rosa, donde sobre fines de año se hacinaban 89 detenidos en un sitio que como máximo puede albergar a 64 personas. Había en ese lugar detenidos aún por causas menores, que esperan el desarrollo del proceso judicial y una eventual condena, pero también reclusos que tienen que cumplir penas muy importantes. La cuestión era tal que hasta la propia oficina de la dependencia se encontraba ocupada con un detenido que, por alguna razón especial, no podía mezclarse con el resto de la población carcelaria. El propio juez de ejecución y control, Martín Saravia, calificó la situación como “calamitosa”, y sostuvo que el tema pasaba porque el Servicio Penitenciario Federal recibe “a cuentagotas presos pampeanos”, muchos de los cuales están cumpliendo condenas en cárceles de Rawson, Resistencia y Neuquén. “Hay un convenio con el SPF que casi no se cumple”, reveló el funcionario judicial.
Lo cierto es que la U.4 tiene capacidad para unos 480 reos, y estaría dispuesto que 300 sean pampeanos, aunque “la realidad es que sólo unos 100, o tal vez menos” son comprovincianos.
Hoy la mayoría de los presos en la Colonia Penal son de afuera, y por eso ante la presentación de un habeas corpus colectivo hubo una resolución del Tribunal de Impugnación Penal para que reclusos pampeanos sean restituidos a cárceles de nuestra provincia. Esa providencia no fue cumplida y, por el contrario tanto el Servicio Penitenciario Federal como el gobierno provincial, respondieron presentando un recurso de casación que ahora está en el STJ.

“Tener un servicio penitenciario provincial sería lo adecuado”.
Fue el presidente del Superior Tribunal, Hugo Díaz, quien ayer admitió que la posibilidad de un Servicio Penitenciario Provincial “en principio sería lo adecuado”.
Díaz, quien además está vinculado al Patronato de Liberados, le dijo ayer a LA ARENA, consultado sobre el tema que “desde siempre ha sido puesto como punto de debate dentro de la política provincial de La Pampa, igual que la creación de la Policía Judicial”.
El alto funcionario, que el año anterior pasó de la Cámara del Crimen nº 1 al STJ, y que durante 2014 será el presidente del alto cuerpo tribunalicio, agregó que “teniendo en consideración la importancia del tratamiento de quienes están sometidos de la justicia provincial, considero que es un tema que nunca ha salido, a mi criterio, de la agenda de los poderes del estado provincial. Nuestra provincia está en casi similares condiciones que Chubut, Formosa, Neuquén y Santa Cruz que no tienen Servicio Penitenciario propio”, completó.
Cabe señalar que las que sí tienen experiencia en ese sentido -es decir que cuentan con cárceles provinciales- son Mendoza y Chaco.
El magistrado consideró que “tener un Servicio Penitenciario Provincial con el control directo dentro de la provincia, a mi criterio sería lo adecuado. Eso sin perjuicio de que es un tema muy profundo y no fácil de resolver y para el cual es necesario un amplio debate y análisis”, concluyó Hugo Díaz.