El pampeano Sebastián Vivona sobrevivió del trágico accidente aéreo

El empresario pampeano Sebastián “Foco” Vivona fue uno de los sobrevivientes del trágico accidente aéreo ocurrido ayer a la tarde en el Río de la Plata, cuando una avioneta que se dirigía a Uruguay cayó cerca de una isla y provocó la muerte de cinco personas. Entre los pasajeros viajaba un muchacho llamado Facundo Alecha, llamado igual que un joven pampeano, lo que hizo suponer que había otro comprovinciano involucrado en el accidente. Vivona tiene varias quebraduras pero se encuentra fuera de peligro, internado en un hospital de Colonia, en Uruguay.
La avioneta, una Bravo Eco 20 Beechcraft, matrícula LV CNT, pertenecía al empresario Federico Bonomi, dueño de la marca de ropa Kosiuko. “Es un avión nuevo, de alta confianza. Suelen ser más lentos pero son súper seguros y el piloto es súper calificado, es excepcional”, señaló Bonomi en declaraciones a la prensa. El empresario destacó las cualidades del piloto y mencionó que para él “era como un hermano”.
Al parecer, la aeronave sufrió un desperfecto mecánico pocos kilómetros antes de llegar a la costa uruguaya y el piloto intentó un aterrizaje de emergencia en la zona de “Los bajos”, donde los bancos de arena están casi sobre la superficie.
Sin embargo, el impacto contra el agua fue muy fuerte, al punto que la cola de la nave quedó prácticamente destruida, como así también buena parte de las alas. De acuerdo al relato coincidente de los sobrevivientes, poco antes de la caída se escuchó un fuerte estallido.
De los sobrevivientes, Sebastián Vivona y Gisela Buery fueron trasladados al hospital de Colonia en grave estado. Otros dos heridos -Santiago Villamil e Ignacio Llosa- fueron llevados en helicóptero a un hospital de San Fernando con fracturas y heridas de menor consideración. Los fallecidos fueron el piloto Leandro Larriera y los pasajeros Fernando Sánchez -a quien en un principio se confundió con Vivona-, Gustavo Fosco, Facundo Alecha -a quien se supuso santarroseño- y Fernando Lonigro, todos argentinos.

Confusión.
En nuestra provincia, la atención periodística estuvo centrada en el estado de salud de Sebastián Vivona, quien en un principio fue dado por muerto. En realidad, los rescatistas lo habían confundido con Sánchez, gerente de Prensa de Renault Argentina. En Santa Rosa, la insistencia con que los medios capitalinos señalaban a Vivona como uno de los fallecidos contrastaba con las declaraciones de familiares y amigos, que indicaban que el hombre estaba con vida en el hospital de Colonia. La situación recién se clarificó a última hora de la tarde.
Vivona integra una conocida familia santarroseña vinculada a comercios de ropa como “Vivona Hombres” -ya cerrado-, “Village” y “Cheeky”. Sebastián, conocido por su apodo de “Foco”, se desempeña como gerente de márketing de la marca de ropa Kosiuko. Precisamente, el propietario de la firma es el dueño de la avioneta siniestrada.
También desde un principio, los medios de comunicación dieron por cierto que la persona llamada Facundo Alecha que viajaba en la avioneta era el joven santarroseño que trabaja en la delegación pampeana del Ministerio de Trabajo de la Nación. Dio la particular coincidencia de que en las redes sociales ambos se definen como “músicos”.