El paro nacional de clínicas no se sintió en La Pampa

El “lock out” convocado por las asociaciones nacionales de clínicas y sanatorios no repercutió en nuestra provincia. Si bien algunas clíncas sabían del llamado, no hubo un mandato expreso a nivel local para adherir a la medida.
El llamado a atender solo las emergencias fue realizado por dos cámaras empresarias que nuclean a clínicas, sanatorios y centros de diagnóstico de todo el país, Adecra y Cedim. El objeto de la protesta -que se extendería durante 24 horas- era reclamar un incremento en los valores que cobra la medicina prepaga.
“No se atenderá las operaciones programadas”, afirmó Jorge Cherro, presidente de Adecra, en diálogo con una radio de Buenos Aires al referirse a las protestas de los sanatorios y clínicas privadas en todo el país. “Se asegura la atención de urgencias, emergencias y guardias y no habrá abandono de pacientes”, aclaró.
Cherro justificó la medida al señalar que “desde enero la devaluación produjo un aumento de insumos y pulverizó los sueldos de los trabajadores”, al tiempo que señaló que “el 80 por ciento de las ganancias se va en salarios y el 20 restante en insumos”. En cuanto a la situación de los trabajadores sostuvo que necesitamos recomposición salarial y estimó que “habrá aumentos en las prepagas luego de las paritarias”.
En Santa Rosa, la protesta no tuvo ninguna repercusión. Todas las clínicas, sanatorios y centros de diagnóstico de la ciudad trabajaron con normalidad. Ante una ronda de consultas realizada por La Arena, en cada uno de esos lugares indicaron que al no haberse bajado un mandato específico desde la Asociación de Clínicas y Sanatorios de La Pampa (Aclisa), se decidió apoyar la medida pero sin alterar el ritmo de trabajo.