El PJ rechazó el proyecto de VTV a los colectivos Plaza

El intento del Frepam por añadir controles sobre la empresa Plaza fracasó ayer en el Concejo Deliberante. El bloque opositor pidió una sesión extraordinaria para tratar un proyecto de ordenanza de su autoría en el cual proponía que la prestataria del servicio de micros urbanos sometiera sus unidades a la Verificación Técnica Vehicular (VTV) cada seis meses y ante la presencia de un escribano público.
Además, por única vez, uno de los artículos establecía la obligación de que la empresa elevara al Departamento Ejecutivo y al CD la documentación que certificaba la última verificación a la que habían sido sometidos los 32 coches del servicio de micros urbanos. Esa información, según el oficialismo, está en manos del área respectiva, pero los opositores aseguran que nunca se hizo pública, cuestión que denunciaron como una falta de transparencia.
Con la ausencia con aviso del radical Mariano Salomón, la sesión comenzó a las 19.15, presidida por el viceintendente Angel Baraybar. El socialista Guillermo Di Liscia remarcó que el año pasado se elevaron las quejas de los usuarios por el servicio que brinda Plaza. Pero, más allá de eso, el concejal planteó que surgió un elemento que hace a la seguridad, el cual fue denunciado por los trabajadores de la empresa en los primeros días de enero, cuando se desató un conflicto gremial por el despido de un chofer.
Entonces, dirigentes gremiales denunciaron públicamente que Plaza no sometía los micros a la VTV sino que hacía pasar el control a un micro en buen estado y luego colocaba la oblea en otras unidades cuyo estado era deplorable.
A las palabras de Di Liscia siguieron las del oficialista Juan Mecca, quien anticipó que el PJ rechazaría la iniciativa. El justicialista aseguró que la comuna realizaba los controles como debía y que si existía una sospecha sobre "VTV truchas", había que ir a la Justicia. Además, descartó que la presencia de un escribano sirviera de algo, toda vez que el letrado carecía de los conocimientos técnicos para opinar sobre la aptitud de los micros.
El radical Marcos Cuelle, Frepam, reclamó a los justicialistas que cambiaran su parecer y advirtió que estaba en riesgo la seguridad de la población. Luego les enrostró estar defendiendo a Plaza y no a los vecinos. Liliana Robledo, presidenta del Bloque PJ, rechazó la acusación y relativizó la denuncia "mediática" de los gremialistas, quienes nunca fueron a la Justicia y no volvieron referirse al tema tras la reincorporación del chofer. La iniciativa fue rechazada por siete votos contra cuatro. Ahora el Frepam podría radicar una denuncia penal por el caso.

Convocan al Consejo
El otro punto a tratar en la sesión extraordinaria de la víspera fue una comunicación a través de la cual el Concejo exigió al intendente Luis Larrañaga que convocara con urgencia al Consejo Consultivo de Tránsito de la ciudad. En este caso, el proyecto opositor contó con el respaldo del PJ. Robledo aseguró que estaban en total acuerdo y justificó la parálisis del organismo cuya última reunión se realizó en septiembre. Explicó que el anterior director de Tránsito había tenido problemas de salud, pero que su reemplazante se había comprometido a convocar al Consejo en breve.
Di Liscia justificó la urgencia de la convocatoria con la lectura de un informe de la Oficina de Accidentología de la Policía de La Pampa en la que remarcó el incremento de los siniestros viales ocurrido en 2012. Según el estudio, en 2008 se registraron 4.190; en 2009, 3.518; en 2010, 2.788; en 2011, 1.273; y el año pasado 4.196. Con esos números, el opositor cuestionó la gestión actual en Tránsito y destacó los logros en la materia del gobierno de Francisco Torroba, en el que él ocupó la viceintendencia.