El PJ tendrá su Congreso el 5 de abril en Castex

Después de una larga reunión, el Consejo Provincial del PJ convocó a un congreso partidario para el 5 de abril donde pretende que se defina una postura con respecto a las elecciones internas, y pasó a un cuarto intermedio para el próximo viernes, para seguir con las negociaciones en busca de la unidad partidaria, que hoy parece estancada.
“El concepto general de todos los sectores internos es tener un peronismo unido, no hay que ver quien es el que saca más ventaja, sino como hacemos para convivir”, dijo el presidente del peronismo provincial, Rubén Hugo Marín, después de la reunión que encabezó con los consejeros y jefes departamentales.
El encuentro se desarrolló en la sede partidaria de Santa Rosa. Además de Marín, estuvieron el ministro de Bienestar Social, Raúl Ortíz (Compromiso Peronista), los sindicalistas Jorge Lezcano (Identidad Peronista) y Roberto Robledo (NEP), y los diputados Mariano Fernández, César Ballari (Convergencia), Daniel Lovera, Martín Borthiry y Patricia Lavin (Plural), entre otros.
Luego de la reunión, Marín reveló que hasta el viernes, cuando vuelvan a reunirse desde las 10, las distintas líneas mantendrán conversaciones para “encontrar un punto de unidad” porque “no podemos desconocer cómo reacciona el peronismo cuando se une, debe ser una de las situaciones más complejas que me tocó vivir dentro del peronismo”.

Cargos.
Marín dijo que desde su espacio no hacen sociedades con nadie. Sin embargo, algunos sectores sospechan que en el congreso de Eduardo Castex, si no existe un acuerdo previo, el marinismo y el vernismo pretenden “arreglar” con la mayoría de los congresales, eliminando las internas y eligiendo las autoridades. Por esto, será clave la reunión del viernes y las negociaciones antes de llegar abril.
Ayer, Ortíz ratificó que Compromiso Peronista pretende el 50 por ciento de los cargos partidarios y la presidencia aunque en última instancia ese lugar podrían dejarse a Marín.”Ahí se empantanó todo, el marinismo no quiere que Jorge tenga esa primera minoría”, indicaron las fuentes consultadas. El gobernador estuvo siguiendo la reunión en todo momento y hasta se comunicó telefónicamente con algunos dirigentes.
Los consejeros tenían que ratificar ayer la fecha de elección interna para el 11 de mayo como estaba previsto, pero no lo hicieron. Esto parece ser una muestra más de las intenciones de marinistas y vernistas de ponerle plazo al jorgismo para un acuerdo. “Nosotros pensamos que el congreso tiene que definir el arreglo del justicialismo”, afirmó Marín ante la prensa.
– ¿Usted entiende que la línea del gobernador tiene que llevarse la mayoría de los cargos?
– La mayoría si pero hay que ver de qué cargos hablamos. Porque si tenés mayoría en el consejo y en el congreso no hay unidad. Es probable que el gobierno pueda tener la primera mayoría pero no hay que buscar rispideces para decir ‘yo soy el primero’. Se habló de que Jorge tenga su mayoría pero todos queremos lugares.

¿Arreglado?
Marín comentó además que “después de hablar con Jorge y con Verna creí que estaba todo arreglado pero después aparecieron otras condiciones que no habíamos convenido. Tiene que primar el razonamiento”. Y con respecto al cuarto intermedio, agregó: “La ida es reunirnos en estos días para encontrar la unidad que permita expresar a todo el peronismo y ratificar en el congreso, si existe una solución”.
– ¿La idea es que el arreglo sea solamente para el ámbito provincial y que luego se defina la situación interna dentro de cada localidad?.
– Primero buscamos un acuerdo para la provincia y que los intendentes definan en cada unidad básica. Si podemos aportar y facilitar con un acuerdo la unidad en cada pueblo, mejor.

Convocatoria “especial”
“Acordaron la candidatura de un gobernador (por Jorge, en la elección de 2011, cuando Verna renunció a su candidatura), mirá si no van a arreglar las autoridades partidarias”, comentó un reconocido dirigente justicialista sobre las intenciones del marinismo y el vernismo en el congreso de Eduardo Castex. Agregó en diálogo con este medio que el presidente del PJ, Rubén Marín, “quiere cerrar el partido”, que de esta forma “está siendo destruido por su conducción”.