El vernismo quiere que rescindan el contrato

Diputados de bloques mayoritarios acuerdan con rescindir el contrato con Inarco por el polideportivo. No obstante los problemas del Megaestadio la empresa sigue siendo adjudicataria de obras públicas.
Los diputados provinciales, y particularmente los del vernismo, esperan que la comisión que el gobernador ordenó conformar para ver cuál será el futuro del Megaestadio defina su posición para recién después analizar esa decisión.
Cabe recordar que el año pasado el Ejecutivo formó una comisión que está integrada por un representante del gobierno provincial, el presidente del Tribunal de Cuentas y el Fiscal de Investigaciones Administrativas, quienes deben determinar qué es lo que conviene con respecto a la obra que debió inaugurar Carlos Verna a fines de 2007, y que quedó inconclusa por problemas de cálculo en el techado.
Cabe señalar que en septiembre del 2009 el justicialismo le dio al gobierno provincial, por ley, los 420 días de prórroga y la adenda mediante la cual Inarco se hacía cargo de los costos del nuevo techo. En tanto en julio de 2012 el gobernador Jorge envió el proyecto por el cual se proponía el apuntalamiento de la obra mediante caños (columnas), lo que no fue aceptado por los diputados.

Decide Jorge.
“Debe resolverlo el gobernador”, dijo ayer Pedro Etchalús (PJ-vernista) quien de esa manera dejó en claro que ahora la pelota está en el campo del Poder Ejecutivo. Es que en su momento la Legislatura le devolvió al propio Oscar Mario Jorge aquel proyecto en el que pedía ampliación del plazo y además hablaba de la compra de una serie de columnas para dárselas a Inarco que al cabo de la construcción debía devolverlas.
Etchalús le dijo a LA ARENA que la idea de su bancada, “hasta el último día que se trató el tema -el año pasado- era rescindir con Inarco”; y que “el gobernador tiene el marco de la ley 38 de Obras Públicas para hacerlo, porque hubo incumplimiento de la empresa”, acotó. El mismo legislador aceptó que “seis años de gobierno” de Jorge debieron ser suficientes para resolver la situación del Megaestadio, pero eso no ocurrió.
“Estamos esperando que luego de que esa comisión actúe Jorge tome una resolución”, finalizó.
Esta misma semana fue el ministro de Obras Públicas, Jorge Varela, el que dijo que el Megaestadio tendrá definido su futuro antes de terminar Oscar Mario Jorge su mandato como gobernador en diciembre de 2015″.

Rescindir y realizar un nuevo concurso.
Claudia Giorgis (Frepam) pidió que el gobernador “avance en consultar empresas con experiencia demostrada en ese tipo de obras”. La diputada dijo que en vez de salir a decir que “antes de terminar su mandato va a terminar el Megaestadio; en vez de formar tantas comisiones, Jorge tiene que rendir cuentas”.
La legisladora mencionó que ya en abril de 2013 este diario publicó foto y nota del estadio de General
Alvear, construido en el 2011 con un costo de $ 18 millones. Y la comparación con el ininterminable de acá es inevitable”, señaló.
Enfatizó en lo que ha sido posición permanente de su bancada: “De nuestra parte consideramos que a esta altura ya debería haberse rescindido el contrato a Inarco y realizar un nuevo concurso para la finalización del Megaestadio sobre la idea de resoluciones más sencillas, más seguras y menos
costosas”. En ese sentido hizo referencia, “como alternativa, al estadio donde se realiza el famoso festival de Villa María (Córdoba), que tiene un techo independiente de lo construido. Esto se lo elevamos al Ministro Varela. Nunca respondió”, indicó.

Sancionar a la empresa.
Expresó Giorgis que esa -un techo como el de Villa María- es “a nuestro entender la salida más acertada para no seguir generando pérdidas con todo lo que hay adentro del Megaestadio que se está deteriorando a pasos agigantados y paralelamente estamos pagando otros espacios porque no se puede utilizar ese”.
Reprochó que el Ejecutivo Provincial “no sólo no le aplicó a Inarco las multas y las sanciones que prevé la Ley de Obras Públicas para los incumplimientos empresariales, sino que además tuvo una clara política de seguir otorgándole obras pese a que debió estar suspendida del Registro de Licitadores si se hubiera aplicado lo que corresponde”.
La diputada recordó que el Promeba de Villa Germinal también está siendo investigado por irregularidades, y se preguntó si los funcionarios de turno “serían tan solidarios con dineros propios; si permitirían en una construcción particular perdonar incumplimientos de la empresa y encima ayudarla a costear las consecuencias de sus irresponsabilidades y, finalmente, de premio otorgarle más obras”.