En Bahía Blanca no exigen VTV por mal estado de calles

CERCA DE SANTA ROSA, OTRA CIUDAD INTRANSITABLE

La intendencia de Bahía Blanca anunció que no exigirá la Verificación Técnica Vehicular (VTV) a quienes circulen por la ciudad debido al mal estado de las calles. La decisión la adoptó el jefe comunal, Héctor Gay, y se extenderá hasta tanto se tenga la certeza del buen estado de las arterias y un resultado adecuado de las tareas de bacheo que se realizan.
La modalidad, a poco más de 300 kilómetros de Santa Rosa, generó repercusión en esta ciudad ya que muchos vecinos se preguntan si el intendente Leandro Altolaguirre no podría adoptar una medida similar debido al estado deplorable de las calles, una de las principales quejas hacia la intendencia capitalina. Si bien en Santa Rosa no se exige la VTV, más de un sufrido automovilista santarroseño planteó la posibilidad de una disposición municipal que emule a la de la intendencia bahiense, con algún beneficio para quienes sufren a diario las inconvenientes de transitar por arterias en muy malas condiciones.
Los pozos y baches generan roturas de autos, colectivos y taxis además de peligrosas caídas para ciclistas y motociclistas. El gremio de los taximetreros, por ejemplo, se quejó airadamente por que Santa Rosa está “intransitable” y en muchos casos algunos choferes eligen no ir a determinado barrio para así evitar transitar por el lugar.
Por su parte, el titular de la Guardia Urbana de Bahía Blanca, Abel Jesser, confirmó el pedido de la intendencia aunque aclaró que tener la VTV “es obligatorio para todo vehículo que circule” y que la decisión no exime a los conductores de cumplir con esa obligación. “De hecho si se utilizan rutas provinciales o nacionales se va a exigir y la aplicación de multas no depende del municipio”, indicó el funcionario al diario La Nueva Provincia.

Obligación.
Jesser explicó además que la realización de la VTV es una condición para que el seguro automotor tenga efecto. “Por eso pretendemos ser claros: tenemos la decisión política de no sancionar, pero la verificación es una obligación, más allá de cualquier control que se haga”, advirtió.
La medida generó polémica ya que el titular del Juzgado de Faltas 1, Ricardo Germani, afirmó que el criterio de no infraccionar la ausencia de VTV no es razonable.”No puede dejar de cumplirse con una ley por una cuestión coyuntural, como tampoco imagino que se pueda suspender su aplicación”, mencionó.
Agregó que en determinadas circunstancias o como un “criterio práctico”, los inspectores pueden atenuar la sanción a quienes no la posean. “La falta de VTV incluye el posible secuestro del vehículo o el retiro de la licencia de conducir. Pero esas acciones están dentro de las facultades de los inspectores aplicarlas o no. Pero no pueden interpretar de manera caprichosa los alcances de una ley”, sostuvo.

Antecedente.
El diario bahiense recordó que en 2014 el juez platense Luis Arias avaló el reclamo de un automovilista que aseguró haber roto el tren delantero por un bache. El municipio de la capital bonaerense rechazó el reclamo, ya que “de haber existido el hecho”, este tuvo consecuencias por una “actitud negligente” del conductor que “lo debió haber visto”.
Arias falló que el municipio tome a cargo la reparación por entender que “es responsable por las consecuencias dañosas derivadas de su comportamiento omisivo, cuando no adopta las medidas de precaución provenientes del cuidado y conservación de las calles”.
Vale recordar que existe el derecho a reclamar por el mal estado de las calles ante el Estado, que tiene la responsabilidad civil de hacerse cargo de las obras. En la denuncia hay que incluir fotos y videos, con ubicación, hora y lugar del accidente.

Hemipléjico por un pozo
En abril de 2011 el joven Sergio García (padre de cinco hijos) partió en moto de su casa del barrio Santa María de La Pampa. Era de noche e iba a su trabajo, pero en el camino y en medio de la oscuridad de las calles de la zona cayó a un pozo gigante. A raíz de la caída quedó hemipléjico. Le inició juicio a la constructora ILKA (que había hecho la zanja para una obra) y a la Municipalidad de Santa Rosa por más de 7 millones de pesos en concepto de daños y perjuicios. Aún espera una respuesta y por eso en abril pasado instaló una carpa frente al Centro Judicial.

Compartir