“En el 400% van utilidades y retornos”

FEDERICO BERNAL, DIRECTOR DEL OBSERVATORIO DE ENERGIA, TECNOLOGIA E INFRAESTRUCTURA

El director del Observatorio de Energía, Tecnología e Infraestructura, Federico Bernal, aseguró ayer que el tarifazo del 400 y 500% que el gobierno nacional quiere imponer en el gas natural solo se justifica por el interés que tienen los empresarios del sector en incluir allí sus utilidades y los retornos de inversión. Para el especialista, la famosa crisis energética no es tal, sino una excusa de los empresarios que coparon el Ministerio de Energía para obtener una rentabilidad mayor a costa de los Argentinos.
Bernal dialogó ayer con Radio Noticias 99.5. “Más que preguntarnos por qué aumenta tanto la tarifa del gas natural, deberíamos preguntarnos quiénes y qué intereses están detrás de estos aumentos que son tan altos y excesivos. Ahí es cuando se entiende la lógica de cómo se están haciendo las cosas”, afirmó.
A su entender, en el gobierno actual no hay un Ministerio de Energía. “La gente cree que lo hay y que en él está un grupo de funcionarios probos que responden a intereses de la ciudadanía, pero lo hay, empezando por su ministro y pasando por todos los secretarios y subsecretarios, son ex directivos de empresas nacionales y multinacionales del petróleo, del gas, de la distribución y la generación de la energía eléctrica”, explicó.
“Dicen que falta gas, que es mentira; dicen que las terminales donde llega el gas que se importa desde Chile están saturadas, que también es mentira; y que se importa el 40%, lo cual es otra mentira porque se importa el 20 por ciento”, manifestó.
-¿No nos estamos quedando sin energía por falta de inversiones?
-Siempre que vinieron los neoliberales a destrozar el país, vinieron con este tipo de argumentos: que todo era un desastre, que no invirtieron, que se robaron todo y que ellos vienen a salvar y a sincerar la economía. Lo hicieron a lo largo de toda la historia de nuestro país. En los últimos 12 años se invirtieron 25 mil millones de dólares; se terminaron obras que ellos mismos (los neoliberales) habían abandonado; se incrementó en un 50% la potencia del parque instalado; se construyeron 5.800 kilómetros de líneas de alta tensión para interconectar eléctricamente el país; se incorporaron casi ocho millones de hogares a las redes de gas y electricidad.
-¿A quién iban dirigidos los subsidios del Estado?
-El subsidio iba a la ciudadanía, no se subsidiaba a las empresas. En materia eléctrica se subsidiaba la generación en todo el país. Después, las provincias, salvo en la zona de competencia de Edenor y Edesur, decidieron no subsidiar la distribución, por eso la diferencia de tarifas. Por otro lado, Edenor y Edesur, en los últimos años, según las memorias y balances de Edesur, año 2014, y Edenor, año 2015, reconocen que jamás, desde que se instalaron en el país en 1992, invirtieron lo que invirtieron en estos últimos dos años, y que esas inversiones extraordinarias, producto de una participación del Estado y la creación del Focede (Fondo para la Consolidación de Distribución Eléctrica), fueron espectaculares, fundamentales y han mejorado enormemente la calidad del servicio. Ahora cuando vos analizás, cómo les fue a las empresas en el año 2015, ambas tuvieron ganancias netas por más de mil millones de pesos.
-¿Cómo es posible explicar que tuvieron esa ganancia?
-Yo lo que me pregunto cómo es posible justificar el tarifazo. Si pudieron realizar inversiones extraordinarias y, a la vez, ganaron más de mil millones de pesos en un año. Entonces, el tarifazo por qué. Hay un artículo que en el año 2007 escribió Andrés Chambouleyron, para el diario La Nación. Este hombre es el actual subsecretario de Coordinación de Política Tarifaria del Ministerio de Energía y Minería de la Argentina. Este señor, fue diez veces testigo de parte de empresas privadas que litigaron contra Argentina ante el Ciadi. Una empresa quería demandar al Estado, entonces contrataba a Chambouleyron como perito. Este señor es el que está digitando hoy la política tarifaria. Mientras era testigo de parte contra Argentina, este señor era lobbista y escribía artículos en La Nación y Clarín. Este señor, escribió en 2007 que el costo de las tarifas debía reflejar, además de los costos propiamente dichos, la utilidad y un retorno de las inversiones. Entonces, lo que está pasando es esto. Estamos en presencia de una cámara de empresas que administra la energía como mercancía y que en los costos tiene que reflejar ingentes utilidades, cuando antes esto no sucedía. Por eso tenemos el tarifazo. Porque en el 400% te están metiendo utilidades y retornos de la inversión.

“Sinvergüenzas y estafadores”
Bernal explicó que el concepto de energía que tenía el gobierno argentino desde la asunción de Néstor Kirchner, en 2003, a la salida de Cristina Fernández, en 2015, difiere enormemente del que tiene la actual gestión. “El modelo energético de una energía barata, más accesible para cada vez mayor cantidad de gente, es un sistema que para los ajustadores y para los maestros de una Argentina atrasada y atrofiada, no conviene. Cuando el producto de la industria energética es barato, tiene una llegada universal y se utiliza como herramienta de lucha contra la pobreza y a favor de la igualdad social, entonces, la Argentina agroexportadora se ve perjudicada, porque aumenta el consumo, aumenta el mercado interno, se industrializa el país, se diversifica y moderniza la economía. Ahí es cuando la Sociedad Rural y todos los intereses que representa comienzan a tambalear”, explicó.
El director del Observatorio opinó que quienes están hoy al frente de Energía son los mismos que durante la década del ’90 permitieron que el país estuviera desabastecido en materia gasífera, con 15 millones de hogares sin acceso al gas natural, mientras el fluido generado en Argentina se exportaba a Chile, donde lo procesaban y vendían a Asia y Estados Unidos.
“Eran todos estos sinvergüenzas y estafadores que están ahora y se rasgan las vestiduras. Todos estos trabajaron denodadamente para saquear el gas en la República Argentina en la década del ’90. Cuando Kirchner comenzó a plantear que el gas argentino era para los argentinos, los diarios comenzaron a blandir el concepto de la crisis energética, que la energía no puede estar subsidiada, que el déficit fiscal y otra serie de conceptos neoliberales”, disparó.

Genocidio energético
Bernal fue categórico al adjetivar el incremento en las tarifas del gas natural que Energía impulsó. “Esto no es un tarifazo, es un genocidio energético y económico. Al menos en la provincia de Córdoba, hubo 20 muertos por hipotermia y monóxido de carbono, según el Instituto Forense de Córdoba y corroborado por médicos sanitaristas de esa provincia. Estas muertes obedecen a la incapacidad de acceder al gas de garrafa o de calefaccionarse adecuadamente. Y además hay un genocidio económico porque ya quebraron miles de pequeños y medianos comercios y empresas”, sostuvo.

Compartir