En la UCR creen estar ante una “trampa”

POLEMICA POR LA PRESIDENCIA DEL TRIBUNAL DE CUENTAS

Esta semana será decisiva para conocer quién será el designado presidente del Tribunal de Cuentas. Las dudas generadas dentro del radicalismo -lo definirán esta semana- mantienen la incógnita.
En el radicalismo la cuestión de la presidencia del Tribunal de Cuentas genera un fuerte debate, no sólo hacia fuera al marcarle al gobernador Carlos Verna un posible incumplimiento de una promesa efectuada al asumir su cargo -que la presidencia sería para la oposición legislativa-, sino también hacia adentro de la Unión Cívica Radical donde no parecen ponerse de acuerdo.
En el partido de Alem e Yrigoyen, en nuestra provincia, algunos estiman que el gobernador ya cumplió dentro de la ley, enviando la terna que surgió del Consejo de la Magistratura y que se debe elegir de entre los tres nombres que quedaron mejor posicionados entre los contadores. Esto es porque al designar Verna al abogado José Carlos Moslares para la vocalía, obliga a que sea un profesional de Ciencias Económicas quien sea presidente del TdeC.

Posturas disímiles.
Pero en cuanto los radicales recibieron la terna empezaron las disidencias. Estuvieron los más intransigentes marcando que al haber fracasado dos concursos anteriores el Poder Ejecutivo debe proponer un candidato y ese pliego debe ser aprobado por, al menos, las dos terceras partes de la totalidad de la Legislatura (ver nota a Martín Berhongaray), mientras los que más componedores entienden que el gobernador ya avanzó hasta donde tenía intenciones de hacerlo y allí se plantará: esto es que deben elegir de la terna que envió el Consejo de la Magistratura.
El massista Darío Hernández, cerca del gobierno provincial por estas horas, ya se expresó a favor de Daniel Beninato -a quien preferirían los justicialistas, por ahora impedidos de opinar en la cuestión- en tanto no se conoció cuál es la opinión de Daniel Robledo (Pueblo Nuevo).

¿Hubo una promesa?
Por otra parte en el radicalismo son mayoría los que se alinean invocando el artículo 92 de la Constitución Provincial -que el Ejecutivo debe designar otro nombre-, y además creen que Verna les tendió “una trampa” eligiendo un abogado. No son pocos los que conociendo el paño sostienen que esa jugada podría haber dejado fuera de carrera a algún profesional del derecho de cuño radical.
Por otra parte se afirma que el gobernador les habría hecho una promesa de que la UCR iba a elegir al presidente, y precisan que la proposición habría sido portada por el senador nacional Daniel Lovera y por la hoy ministra de Desarrollo Social, Fernanda Alonso.
¿En este caso los radicales pensaban en Javier Torroba, joven abogado hijo del diputado nacional Francisco Torroba? Es lo que creen en algunos círculos cercanos al gobierno provincial.
María Alejandra Mac Allister es hoy la contadora mejor posicionada -de acuerdo al puntaje del Consejo de la Magistratura-, pero algunos anteponen el nombre de Daniel Beninato en tanto aparece más relegado en las conversaciones Picirilli. Como se sabe Mac Allister es hermana del secretario de Deportes de la Nación y referente del macrismo Carlos Javier Mac Allister (ver aparte), y aparece al medio de la sorda disputa entre los integrantes de Cambiemos (UCR y Propuesta Federal). Puede indicarse que Marita Mac Allister fue la contadora fiscal subrogante del Tribunal de Cuentas durante tres años.

El otro candidato.
Con respecto a Daniel Beninato, otro que aparecería con posibilidades, se puede señalar que fue secretario del Tribunal de Cuentas durante la gestión del destituido presidente Natalio Perés, quien precisamente lo puso en esa función. El Procurador General Mario Bongianino pidió en febrero de 2009 las destituciones de Perés, y también la del entonces vocal del TdeC Rubén Rivero, las que se concretaron en marzo del mismo año.
Al asumir José Sappa la presidencia del organismo de control, en septiembre de 2010, apartó a Beninato y designó a José Carlos Moslares en el puesto de secretario.
Como quedó dicho, aunque el PJ deberá esperar y en todo caso a quien elija la oposición, se sabe que una posible designación de Beninato no se vería con desagrado.

TdeC: diputado habla de trámite anticonstitucional.
El diputado provincial Martín Berhongaray sostuvo que no existe “ningún pacto de silencio en el Frepam con respecto a la elección del presidente del Tribunal de Cuentas de la provincia. De ninguna manera. Simplemente se está analizando el dato nuevo que es la nota que envió esta semana el gobernador proponiendo una terna. Mi posición personal, que dije desde un principio y que sostengo, es que es absolutamente inconstitucional el trámite que se le está dando a la designación”.
Enseguida el legislador evaluó que “no es relevante” si Verna cumplió con la promesa que hizo en el mensaje inaugural de que la oposición iba a poder elegir de una terna. “Lo relevante es que haciendo intervenir al Consejo de la Magistratura en la elección y así está incumpliendo con la Constitución Provincial y está incumpliendo con lo que ordena la ley”.

Dos concursos fallidos.
Berhongaray indicó que “tanto la Constitución Provincial, como la ley 2600 son muy claras y no hay lugar para segundas interpretaciones: cuando fracasan dos llamados a concurso el Poder Ejecutivo es quien debe proponer un candidato y ese pliego debe ser aprobado por, al menos, las dos terceras partes de la totalidad de la Legislatura. Es decir, necesita por lo menos de 20 votos afirmativos. El Consejo de la Magistratura no puede legalmente intervenir en ese procedimiento”, agregó.
Preguntado sobre si garantiza mayor imparcialidad e idoneidad de los propuestos el examen ante el Consejo de la Magistratura, el legislador opinó que “no es un organismo plural y no hay miembros de la oposición en el Consejo de la Magistratura. El justicialismo tiene una presencia exagerada en su integración, y eso es muy malo en términos institucionales. Pero el dato central no es si el Consejo es o no imparcial, sino que la Constitución Provincial le prohíbe intervenir en las designaciones cuando ya fracasaron dos concursos”.

“Preocupa precedente”.
“Cuando eso pasa -fracaso de dos concursos- hay un procedimiento reglado que es lo que no se está cumpliendo. Y no entro a hacer valoraciones personales de los ternados, que seguramente todos tienen méritos suficientes para ejercer la presidencia del Tribunal de Cuentas, pero designándolos de esta manera se empaña el comienzo de sus funciones”.
Con respecto a lo que puede definir el Frepam, dijo que eso sucederá esta semana. “A mí me preocupa lo que está pasando por el precedente que se deja. Resulta que al titular de un organismo como el Tribunal de Cuentas que debe controlar la legalidad de un conjunto de situaciones y actos públicos, se lo pretende designar mediante un mecanismo que es abiertamente ilegal. Es una peligrosa contradicción”, concluyó.

Compartir