En Tierra del Fuego también quieren rescindir a Camuzzi

LA GOBERNADORA BERTONE APOYA LA LEY ZILIOTTO Y CUESTIONA LA FALTA DE INVERSIONES

La gobernadora Rosana Bertone planteó formalmente ante el Enargas, junto a su par de La Pampa, Carlos Verna, una “revisión tarifaria integral” y ratificó su postura de que se revoque la concesión a la empresa Camuzzi Gas del Sur.
La mandataria, según informó el periodismo fueguino, adelantó que “una vez que nosotros tengamos el informe y veamos que en los años de concesión Camuzzi no hizo las obras ni cumplió con los cuadros tarifarios, estaremos en condiciones de solicitar al Estado nacional la rescisión del contrato con la compañía”.
La gobernadora recordó que “ya hay un diputado nacional del sector del gobernador Verna, (Sergio Ziliotto) que ha presentado un proyecto en el Congreso” para agilizar la rescisión y permitir a los Estados provinciales y a las cooperativas tomar el servicio.
“Nosotros se lo venimos planteando al ministro (de Energía y Minería, Juan José) Aranguren y, además, esta semana tuve una reunión con los accionistas de la compañía, a quienes les manifesté claramente la postura al respecto”, dijo Bertone quien citó la reunión que, en el mismo sentido, tuvo el gobernador pampeano Carlos Verna el jueves pasado con funcionarios de la multinacional.
“Una vez que tengamos los fundamentos concretos del trabajo que nos entregue el Enargas, vamos a requerir nuevamente a Aranguren que se avance en la revocación de la concesión porque ellos siempre ha argumentado que no hacían la obras porque no había tarifas adecuadas”.
Aclaró no obstante que “estamos en ese camino, pero no estamos diciendo que sí ni que ya se va a proceder en ese sentido, porque no depende sólo de nosotros, sino también del Gobierno nacional y del Congreso”.
“Pero lo estamos analizando y si tenemos los elementos probatorios de que la compañía ha incumplido, tendremos el fundamento para avanzar en ese sentido”, señaló.
Tierra del Fuego se suma así a los intentos pampeanos para rescindir el contrato de concesión con Camuzzi (que en Tierra del Fuego es Gas del Sur) ante los evidentes incumplimientos en la prestación del servicio a los que están obligados.
El jueves pasado Verna le advirtió a la empresa que seguirán adelante con el pedido y con la ley para que Enargas no pueda dilatar sin plazos un pedido de rescisión sino que lo deba hacer en 60 días. “No vamos a hacer inversiones para que ustedes facturen”, disparó Verna en la conferencia de prensa conjunta en la que avisó a la multinacional que profundizará su intento de reestatizar el servicio de gas que ahora tiene, en el extremo sur del país, una gobernadora dispuesta a imitarlo.