En La Pampa la cobertura de las salas de 4 años llega al 68%

Un informe del Ministerio de Cultura y Educación de la provincia resaltó el crecimiento de las salas de 4 años, que pasó de una matrícula de 1.661 niños y niñas en 2007, a 3.762 asistentes este año, el 126 por ciento. La directora del área, María del Rosario Ascaso, indicó que las políticas se toman “priorizando los sectores más vulnerables”.
La cobertura de las salas de 4 años del nivel inicial en la provincia alcanzó al 68 por ciento de los niños y niñas de esas edad en 2014 con la puesta en marcha de nuevas salas en los últimos seis años. De un total de 175 cargos creados entre 2008 y 2014 -desde la puesta en vigencia de la Ley de Educación Provincial-, 90 fueron de maestra de sección, lo que permitió además alcanzar una cobertura del 99,8 por ciento en las salas de 5 años obligatorias, según un informe del Ministerio de Cultura y Educación.
En septiembre, la presidenta Cristina Fernández anunció el envío al Congreso Nacional de un proyecto de ley para declarar obligatoria la sala de 4 años del nivel inicial y tender a la universalización de la sala de 3 y destacó que “no hay sociedad democrática y libre sin educación” con acceso igualitario para todos los chicos.
En La Pampa, se tiende a la universalización progresiva de las salas de 4 años. El considerable crecimiento lo podemos observar si lo comparamos estos datos con los de 2010: en ese entonces la cobertura apenas llegaba al 47,2 por ciento, ubicando a La Pampa en el puesto 23 del total de jurisdicciones del país, apenas por encima de Tucumán con el 42,6 por ciento, de acuerdo a datos de la Dirección General de Evaluación de la Calidad Educativa, organismo dependiente del Ministerio de Educación porteño. Hoy los números la ubican por encima de la media nacional.
El documento de Educación, al que tuvo acceso LA ARENA, señaló que “a la hora de analizar este crecimiento es importante resaltar que en el año 2007 asistía una matrícula de 1.661 niños y niñas de 4 años a las 91 salas de gestión estatal y a instituciones de gestión privada. En el ciclo 2014 contamos con una matrícula total de 3.762 alumnos y alumnas de 4 años distribuidos en 189 salas de gestión estatal y privada. Destacando que en 70 localidades de la provincia se alcanzó el 100 por ciento de cobertura”. Esto representa un aumento del 126 por ciento de la matrícula en siete años.
La directora de Educación Inicial, María del Rosario Ascaso, destacó que “los últimos años han sido profundamente movilizadores para el nivel inicial porque se gestó un movimiento de renovación que redefinió las funciones específicas del nivel, ampliando la concepción centrada en la mera adquisición de pautas y rutinas escolares”.

La nueva ley.
Desde la promulgación de la Ley de Educación Provincial 2511 en el año 2009, el nivel inicial experimentó una significativa expansión, como resultado de un conjunto de políticas activas que se han llevado adelante. Desde la primera gobernación de Oscar Mario Jorge, en el año 2008, se construyeron once nuevos edificios y se ampliaron y refaccionaron otros treinta jardines de infantes, detalló Ascaso.
La ley 2511 estableció la obligatoriedad de la educación desde los 5 años y además la universalización progresiva de los servicios educativos para los niños y las niñas de 4 años de edad. Además, se incorporaron al Sistema Educativo Provincial, las instituciones de educación de gestión privada, que atienden, según la oferta, matrícula desde los 45 días a los 5 años de edad, cuya regulación está dada por el decreto 1045/13. En la provincia la sala de 5 obligatoria rige desde el año 1987.
“Esta política se complementa con la creación de cargos directivos, de coordinadoras, preceptoras, de maestras de sección y maestros de especialidad Música y Educación Física, para acompañar el crecimiento del nivel, además de la provisión de equipamiento y capacitaciones específicas”, explicó la directora.

Los más vulnerables.
Ascaso indicó que con la aplicación de la Ley de Educación Provincial “se ha venido trabajando para que progresivamente, todos los niños y niñas de 4 años tengan acceso al derecho de estar en la escuela, priorizando los sectores más vulnerables” y que “en los últimos años se han alcanzado importantes logros”.
El nivel inicial es el primer espacio público por el cual transitan los niños y niñas y es el lugar en el que se produce un encuentro entre generaciones y culturas, lugar en el que los adultos significativos tienen la responsabilidad y la obligación de materializar los objetivos de las políticas públicas en materia de educación.
Ascaso explicó que en relación con las instituciones a las que asisten los niños y las niñas más pequeños, los Centros Ayelén y los Jardines Maternales, se ha venido desarrollando un trabajo cooperativo con el Ministerio de Bienestar Social y con los municipios, a partir del desarrollo de distintos circuitos de capacitación, abordando las temáticas prioritarias relacionadas con el cuidado y la educación en los primeros años de vida.

Contra el ausentismo.
La directora María del Rosario Ascaso afirmó que “la expansión de la educación infantil, implica el compromiso del gobierno, como también de toda la sociedad, a partir de la toma de conciencia en relación a la importancia y la incidencia que tienen las experiencias educativas de calidad desde la primera infancia”.
“En este punto -continuó-, es importante resaltar que también se requiere un trabajo conjunto de concientización con las distintas comunidades de la provincia, ya que el derecho a la educación se basa en el acceso, pero también en la asistencia regular de los niños y las niñas al nivel inicial, y es importante resaltar que en las salas de 3 y 4 años es donde se encuentran los índices más altos de ausentismo escolar. Incluso en ciertas ocasiones los familiares optan por no enviar a los niños y las niñas al jardín a los 4 años, a pesar de contar con vacantes en instituciones de gestión estatal”.