En Vialidad pagaron por una máquina que no se usó

Se pudo saber que el investigado ex jefe de la DNV en La Pampa, pagó 567 mil pesos al municipio de Puelches para arreglar 15 kilómetros de banquina en la ruta nacional 152, pero lo habrían hecho con motoniveladoras del organismo.
Una nueva contratación directa por parte del ex titular de la Dirección Nacional de Vialidad, José Manuel Rodríguez, queda bajo sospecha por sus características. Ahora se pudo establecer que pagó en agosto de 2013 567 mil pesos en la zona de Puelches para realizar trabajos en la banquina de la ruta nacional 152, unos 37.800 pesos por kilómetro, pero las tareas se habrían realizado con maquinaria propia de la DNV.
La adquisición directa de bienes, que figura en la página web del organismo nacional, lleva el número de expediente 15690/2013. Allí se contrató, de manera directa, la “extracción de renuevo, limpieza y perfilado de zona de camino en ruta nacional 152, tramo Puelches-Casa de Piedra”, entre los kilómetros 226 y 241, o sea, 15 kilómetros.
Fuentes de la DNV indicaron que si bien se indica la “extracción de renuevo”, a la vera de esa ruta no hay vegetación, y la limpieza y perfilado que debía hacer supuestamente la Municipalidad de Puelches, que habría sido la contratada, lo habría terminado de hacer una motoniveladora de la misma repartición de Vialidad. La sospecha es que solo se pasó la maquina para nivelar los quince kilómetros de banquina, y que los equipos los habría aportado el organismo.
Esta es la tercera contratación directa que se conoce en los últimos días. Las anteriores, publicadas por este diario, fueron la reparación de un acoplado que no había sido finalmente arreglado y el pago de medio millón de pesos otorgado en forma directa a la empresa Mecano SRL para que lleve adelante la inspección de obra en el sobredimensionado campamento construido en la localidad de Puelches. Esa firma bonaerense sería propiedad del arquitecto Corrado, quien según fuentes consultadas de Vialidad, sería socio de Mabel Dicandia, pareja de Rodríguez.
Por esos dos casos, la Fiscalía Federal abrió esta semana una nueva investigación, paralela al expediente en el que está imputado Rodríguez en la misma Justicia Federal por contrataciones directas de manera irregular, y que llevó a que fuera separado de su cargo en agosto pasado. Actualmente, a pesar de las acusaciones, es inspector del organismo de control de concesiones, en una obra sobre la ruta nacional 188.
La gestión de Rodríguez al frente del Distrito 21 de la DNV estuvo signada por sospechas e irregularidades. El ex funcionario tiene que ser indagado por una causa en marcha en la que se investiga las supuestas anomalías en las contrataciones directas a dos empresas. En esa causa están imputados además de Rodríguez, su pareja, Mabel Susana Dicandia; el hijo de ella, Lucas Damián Spataro; el jefe transitorio de la División Conservación, Jorge Rafael Cento; y dos empresarios.