Encajada en el cuenco

Los vecinos ya lo habían advertido: las napas están tan altas en Villa Germinal que el cuenco aliviador ya no tiene piso. De todas formas, y ante la posibilidad de nuevas lluvias, la municipalidad mandó a profundizarlo con tan mala suerte que la retroexcavadora terminó encajada. Otra máquina más grande tuvo que acudir para rescatarla.