Enojo de Verna por el faltazo de gobernadores a la cumbre

COIRCO

La cumbre de gobernadores del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado que iba a realizarse mañana en Buenos Aires, fue suspendida debido a “problemas de agenda” de algunos gobernadores. Para Carlos Verna, la excusa podría esconder la falta de argumentos de algún mandatario para defender la posición de su provincia. El encuentro se realizaría en una semana.
Para Verna, los argumentos esgrimidos para postergar el encuentro remiten a la “falta de seriedad” con que alguna de las partes tratan los temas hídricos que abarcan a más de una jurisdicción.
La postergación fue oficializada por el Ministerio del Interior a través de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, organismo que se había encargado de convocar a los cinco gobernadores para el jueves 3 a las 16 en Balcarce 24, donde funciona el Ministerio. Al informar la suspensión, la Subsecretaría remitió a “problemas de agenda” de alguno de los mandatarios convocados.
La excusa de los “problemas de agenda” fue la que disparó el enojo de Verna, que dio a conocer su postura a través de los canales de comunicación oficiales del gobierno provincial.
“Como gobernador La Pampa expreso mi molestia y me gustaría saber si realmente son problemas de agenda o significa que varios gobernadores no tienen fundamentos para defender sus posiciones en el seno del Coirco”, indicó el gobernador pampeano, que había sido uno de los primeros en confirmar su asistencia por escrito.
“Es una falta de responsabilidad que ante problemas de tanta importancia, que son comunes a las provincias que integran la cuenca, tanto en lo que hace a la construcción de obras como a la necesidad de acordar planes de funcionamiento, algún gobernador plantee problemas de agenda”, dijo Carlos Verna.
María Eugenia Vidal, gobernadora de la provincia de Buenos Aires, fue quien argumentó los problemas de agenda. Así lo pudo saber LA ARENA a través de fuentes oficiales. Para el gobierno pampeano, se trata de una excusa que encubre la ausencia de respuestas adecuadas a los reclamos de otras provincias, en particular La Pampa.
El encuentro fue reprogramado para la próxima semana, también en la sede del Ministerio del Interior de la Nación.

Otro comité.
El Consejo de Gobierno del Coirco lleva ocho años sin reunirse. La última vez que lo hizo fue en agosto de 2008 en la ciudad de Mendoza.
En esta oportunidad, el órgano de gobierno de la cuenca tiene 9 temas para tratar. Algunos de ellos entraron al temario de común acuerdo pero otros lo hacen con posición dividida y tras un intenso debate de por medio. Es que los excesos hídricos, o su ausencia en otras ocasiones, generan situaciones sociales y económicas que trascienden esos ámbitos y se meten de lleno en la agenda política.
Uno de los temas centrales en esta oportunidad será la creación de la Cuenca del Desaguadero-Salado-Chadileuvú, un tema en el que La Pampa viene batallando desde hace años en soledad. Ahora, todos los gobernadores del Colorado coinciden en la necesidad de constituir ese órgano administrativo y de gestión de los recursos hídricos. No está en su alcance decidir la creación de un comité de cuenca, pero sí la posibilidad de expresarse y solicitar al Ministerio del Interior de la Nación que ponga en marcha el proceso para crear ese comité.
En este caso, debido a la extensión geográfica de la cuenca del Desaguadero, deberá comprender a tres provincias que no participan del Coirco. Ellas son San Luis, San Juan y La Rioja. La tarea del Ministerio será convocar y convencer a esas provincias de formar el órgano de gobierno y aceptar que los recursos hídricos compartidos deben gestionarse en ese nuevo ámbito.

Portezuelo.
El tema de la represa Portezuelo del Viento está contemplado en el temario aunque éste anticipa ser uno de los menos debatidos por cuanto Mendoza aún no presentó los estudios ambientales y el plan de manejo de aguas que le requieren las otras provincias.
Tapón de Alonso, en cambio, se avizora como polémico ya que la posibilidad de que se active el río Curacó crispa los nervios de Buenos Aires y Río Negro, dos provincias que tienen grandes áreas bajo riego en la ribera del río. Este podría ser el tema que, según entienden en el gobierno pampeano, más preocupa a Buenos Aires.
El tema de Tapón de Alonso llegó a la cumbre en forma dividida ya que La Pampa se opuso a incluirlo por entender que no corresponde a esta cuenca sino a la cuenca del río Desaguadero. Por eso la postura pampeana de forzar la conformación del otro comité a fin de sentar a esas provincias a discutir en serio cómo se distribuyen las aguas de sus ríos.

Compartir