“Es un fallo que atrasa”

ESPARTACO MARIN REPUDIO FALLO DE LA CORTE

El diputado Espartaco Marín (PJ) presentó un proyecto en el que manifestó su desacuerdo con la sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que declaró aplicable el cómputo del “dos por uno” para la prisión en un caso de delitos de lesa humanidad.
“Es un tema de Derechos Humanos, en el que pretendemos plantear nuestra posición política, respetando la independencia del Poder Judicial. Desde nuestro lugar creemos que todas las personas debemos ser militantes de los DD.HH., y mucho más quienes ocupamos lugares en el Estado, cualquiera sea el poder, incluso el Judicial”, afirmó.
Agregó que “si bien el principio de la ley penal más benigna tiene rango constitucional, nos exige una evaluación para comprobar si la ley posterior al hecho es la expresión de un cambio en la valoración de la clase de delito como el que corresponde a los hechos de la causa, lo que no ha ocurrido. Muy por el contrario, la valoración de los delitos de lesa humanidad se mantiene en igual interpretación en la sociedad, más allá de los dichos de funcionarios nacionales o del presidente (Mauricio Macri) intentando relativizar el proceso más sangriento y repudiable de nuestra historia reciente”.
De esa forma, el legislador se sumó al rechazo de distintos sectores políticos, sociales, culturales, gremiales y de Derechos Humanos al fallo de la Corte que habilitó aplicar la ley del “dos por uno” en casos de lesa humanidad aunque el beneficio a represores fue derogado antes de que fueran detenidos. El fallo fue firmado por Elena Highton de Nolasco, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, mientras que Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda votaron en contra.

Un fallo que atrasa.
Siguiendo en esa línea, Marín señaló que “no se puede equiparar los delitos comunes con los de lesa humanidad, eso lo sabe desde el que está cursando el CBC hasta los propios presos que ven cómo los de lesa tienen su propio pabellón. Creo que este fallo no solo atrasa, sino que además está desprovisto de todo análisis coyuntural, pareciera enfrascado”.
“Humildemente creo que los dos jueces propuestos por el presidente más la jueza Elena Highton aplican el derecho sin ningún tipo de valoración político-social, que quizás para un eximio jurista con cientos de publicaciones sea un halago pero para un juez de la Corte, con tamaña responsabilidad social, es un disvalor. En esto Lorenzetti y Maqueda con más experiencia parecen entenderlo mejor”.
Marín dijo que “si bien el Poder Judicial es independiente de los poderes Ejecutivo y Legislativo, entendiendo que no pretendemos influir ni reducir la mencionada independencia, no podemos consentir con el silencio el fallo, sino plantear nuestra disconformidad, sosteniendo que no contará con la aceptación de nuestra sociedad y todo lo que ella ha vivido”.
“Una de las enseñanzas que me dejó la Facultad de Derecho es que lo peor que le puede pasar a éste es mantenerse ajeno a la realidad social, ajeno al sentido común y acá claramente pareciera reflejarlo, no son casuales las críticas de todo el arco político y social sobre la sentencia”, finalizó el diputado.