“Es una causa evitable”

PREOCUPACION POR LAS MUERTES POR ASFIXIA EN EL COLECHO

El programa implementado por el gobierno de Cristina fue suspendido por supuestas irregularidades y los kits están apilados en un galpón. En La Pampa, indican que el Qunita ayudaba a prevenir la mortalidad de neonatos.
“Esta es una causa de mortalidad posneonatal evitable”, dijo la directora de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud, Susana Frutos, en referencia a las muertes por asfixia en el colecho, problemática que se cargó varias vidas en los últimos años en La Pampa.
Este diario dio a conocer el miércoles pasado que en 2016 y lo que va de 2017 en nuestra provincia, los fallecimientos por aplastamiento o asfixia provocados accidentalmente en “camas familiares” fueron de ocho bebés. Pese a que la funcionaria de Salud discrepó en el número (señaló que fueron cinco), indicó que la problemática “es preocupante”.
“Desde el año pasado que en las reuniones de direcciones de Maternidad e Infancia a nivel del Ministerio de Salud de Nación estamos planteando desde todas las provincias la importancia que tuvo en Plan Qunita en evitar este tipo de fallecimientos de infantes en el primer año de vida. Hay mucho problema de vivienda, de gente que utiliza calefacción a leña, de cigarrillos, de drogas, todo eso hace que tengamos una muerte por asfixia en el colecho”, agregó Frutos a Radio Noticias.
-Las fuentes judiciales habla de ocho muertes, los datos que usted tiene relevados son cinco. ¿Cualquiera de los dos números es preocupante?
-Sí, es preocupante porque no debería ocurrir ninguna muerte. Dentro de la mortalidad infantil hay causas que no se pueden evitar y hay otras que sí. Esta es una causa de mortalidad posneonatal evitable, por eso es preocupante. Nosotros como sociedad, y el Estado mismo debe resguardar cada vida de cada niño que nace en nuestro país.
-¿A las embarazadas se les apunta sobre estos peligros?
-Totalmente, en las maternidades de la provincia se hace un gran trabajo de concientización previo al alta de las condiciones de puericultura que se plantean hoy. Reforzar el tema de la lactancia materna, las condiciones ambientales, el cuidado de los contactos en la época invernal por el tema de las bronquiolitis. Todas esas cuestiones se plantean en el alta que se le dan a todas las embarazadas en las maternidades provinciales.

Caso por caso.
Consultado por el tema, el ministro de Salud Rubén Ojuez dijo: “Tenemos que trabajar en educación para evitar que los bebes mueran en el colecho, cuando las madres llevan a sus niños a la cama y mueren por asfixia o aplastamiento. Hay que disminuir esos números, esas muertes son evitables y por ese motivo tenemos que trabajar en educación, hay que hacer un estudio caso por caso de cada una de las muertes infantiles”.
“Hay que insistir permanentemente en educación, si bien no tenemos una responsabilidad directa, porque es responsabilidad de cada familia, tenemos que la responsabilidad como ministerio para evitar esas muertes”, agregó.

El Qunita.
El Plan Qunita fue lanzado el 15 de julio del año 2015 tomando como base una experiencia en Finlandia. Poniendo como prioridad a las mujeres que recibían la Asignación Universal por Embarazo, el ministerio de Salud comenzó a repartir un kit que incluía cuna, ropita, juguetes, set de porta bebé, cambiador, bolso materno, chupete, sonajero y libros para estimular el desarrollo temprano. Se llegaron a repartir 74.000 kits en 289 maternidades seguras de todo el país.
En La Pampa no se sabe cuántas Qunitas se entregaron, pero no fueron pocas. Sí se sabe que desde diciembre de 2015, cuando asumió el nuevo gobierno y el plan fue judicializado, no llegaron más kits a la provincia.
A casi dos años de la interrupción de la entrega, las supuestas fallas en el Qunita no se comprobaron y tampoco se condenó a ningunos de los 24 procesados por supuesta corrupción, entre ellos el ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. Actualmente no queda ninguna Qunita en La Pampa.

Retenidas.
En el mes de junio, el diputado del Frente para la Victoria (FpV) por Río Negro Martín Doñate solicitó formalmente al Ministerio de Salud de la Nación que entregue a los hospitales de esa provincia los 60 mil kits del Plan Qunita que desde hace un año y medio están apilados en un galpón por orden del juez federal Claudio Bonadio, con el visto bueno del gobierno de Mauricio Macri. “Se gastan 770 mil pesos por mes para guardar los miles de kits. Eso es odio de clase”, cuestionó el legislador.
A través de una misiva dirigida al ministro Jorge Lemus, Doñate aseguró que cuando los kits fueron entregados a las familias de bajos recursos económicos con bebés recién nacidos en esa provincia “jamás hubo una queja”.
“En 2015, el año de mayor aplicación del plan, fue el de menor tasa de mortalidad infantil”, destacó durante una entrevista por Radio 10. Además, agregó, la iniciativa no solo “mejoró los índices sanitarios para los recién nacidos” sino que también “fue reivindicado por todos los profesionales, certificado por especialistas y agradecido por las madres”.