“Es una jugada interesante”

FUCHAD A FAVOR DE LA NEGOCIACION POR EL TRASVASE DEL NEGRO AL COLORADO

Héctor Gómez, presidente de la entidad, aseguró que la obra que se discutió en el Coirco es la única que garantiza que La Pampa pueda regar hasta 85 mil hectáreas con las aguas del río Colorado. Aseguró que beneficiará a Buenos Aires porque servirá para regular la salinidad.
“El trasvase siempre lo hemos defendido, es la única manera en que se garantizará que La Pampa pueda regar todo lo que le corresponde”, opinó ayer Héctor Gómez, presidente de la Fundación Chadileuvú. El dirigente consideró “una jugada interesante” a la de la provincia de La Pampa, que en los últimos días comenzó a advertir a sus socias del Coirco que no taponaría el escurrimiento del río Curacó, próximo a reactivarse por el incesante ingreso de agua del Atuel y el Salado.
“Aun en la circunstancia menos favorable para La Pampa, desde el punto de vista del lugar que se utilice para el trasvase, la obra trae un beneficio porque regula la salinidad en el río Colorado. Cada vez que se hace un aprovechamiento para riego, se contribuye a incrementar el tenor salino del río”, explicó.
Gómez recordó que el agua del río Negro es de muy buena calidad. “Esto asegura que Buenos Aires, aun cuando La Pampa y Río Negro desarrollen todo su potencial de riego, no tendrá inconvenientes y verá respetado el límite máximo de salinidad que se estableció para el ingreso del Colorado al sur bonaerense”, explicó el dirigente.
-¿El trasvase está contemplado en el acuerdo del río Colorado?
-El tratado del Colorado establece los trasvase al Atuel y al Colorado. Esto se hace para compensar lo que se pierda del agua y la salinidad.
-¿Qué opinión le merece la decisión de La Pampa de no tapar el avance de Curacó y permitir que llegue al Colorado?
-No nos hemos expedido (desde Fuchad), pero entiendo en lo personal que es un elemento político de presión para que tanto Buenos Aires como Río Negro se pongan las pilas. El problema del río Atuel no es de La Pampa y Mendoza sino que afecta a toda la cuenca. Estos anuncios que hizo el gobierno de que no va a cerrar el Tapón de Alonso obligan a las provincias de Buenos Aires y Río Negro a tomar injerencia en el tema este. Es una jugada interesante.
-¿Cuál es la superficie de riego que podría aprovechar La Pampa si se produce el trasvase?
-En La Pampa falta regar en la margen del Colorado, alrededor de 80 mil hectáreas. Hoy se riegan entre 5 y 6 mil y La Pampa, según el convenio, puede regar 85 mil hectáreas. También Río Negro tiene derecho a regar 85 mil hectáreas y si las dos provincias riegan esa totalidad, la más perjudicada será Buenos Aires. Este trasvase evita un daño para Buenos Aires.
LA ARENA informó en su edición del domingo que la provincia de Río Negro había aceptado hablar con La Pampa sobre la posibilidad de concretar el trasvase del Negro al Colorado. La postura de los rionegrinos habría cambiado a partir de la amenaza de salinización del río que hace de límite entre ambas provincias. El secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Javier Schlegel, reveló que se realizarán reuniones con Río Negro y Buenos Aires para intentar un acuerdo con el objetivo de que se produzca el mentado trasvase, puntualmente por un caudal de 55 metros cúbicos por segundo.