“Es una vergüenza”

MOVIMIENTO ABOLICIONISTA

Cansadas de pedir atención por parte de los integrantes de las comisiones de derechos Humanos y Legislación General, un grupo de mujeres que forma parte del Movimiento Abolicionista Pampeano comenzó a visitar personalmente a cada uno de los legisladores para acercarles su preocupación por el delito de trata y por las decenas de mujeres pampeanas que están en situación de prostitución. Las integrantes del MAP señalaron que “no les quedó otra” que “hablar particularmente con los diputados” y que “hace tres meses que están esperando por una reunión”.
“Daría la sensación que no les interesa el tema. Entendemos que están en campaña, pero no puede ser que llames a la cámara y no te atienda nadie el teléfono. Esta Cámara es una vergüenza. Así se trabaja acá”, explicó Sara Vidart.
Por otra parte, las mujeres celebraron el proyecto presentado días atrás de Sabarots que busca resarcir a aquellos niños que han quedado huérfanos por acción de femicidas.