Esperan llamado a paritaria

Como un “gesto de buena voluntad”, la Intersindical dispuso esperar hasta hoy una convocatoria a la paritaria por parte del Ejecutivo. Así lo acordaron los secretarios generales de los gremios estatales que se reunieron ayer por espacio de tres horas en la sede de Sipos.
En caso de no lograr el cometido de que se reabra el diálogo con el gobierno, los sindicalistas anticiparon que pararán por 72 horas.
En el encuentro de la víspera, fecha que habían puesto como límite para ser convocados por el Ejecutivo, los representantes de los trabajadores estatales analizaron el acuerdo del gobierno y Utelpa y la conclusión fue que “no está lejos” del reclamo de la Intersindical: que el 28 por ciento de la pauta salarial se pague mayoritariamente en junio y en efecto, lo consensuado entre las autoridades y los docentes fue que la última cuota (del 4 por ciento) se adelante a agosto, en vez de noviembre como había fijado el Poder Ejecutivo.
Además, en la paritaria de los maestros, se convino la cláusula gatillo que fija un nuevo encuentro paritario en agosto para analizar la marcha de la economía, el aumento del 30 por ciento de las asignaciones familiares y el pase a remunerativo del decreto 805.

Asambleas sectoriales.
¿Lo acordado con los docentes es de aplicación también para el resto de los estatales? Según la Intersindical, sí. No obstante, sus dirigentes pretenden que sea en el ámbito de la paritaria donde se ratifique el entendimiento.
Hoy se realizarán asambleas en distintas dependencias estatales, aunque el clima percibido entre los dirigentes sindicales es que si existe una comunicación formal desde el gobierno, se suspenderán las medidas de fuerza para ir a las negociaciones y tratar de conseguir el compromiso oficial de dar respuesta, en forma progresiva, a gran parte de los puntos requeridos.

Cristina y el Papa.
“Uno como dirigente no puede dejar de ser optimista”, dijo ayer Ceferino Riela, secretario general del Sindicato de Trabajadores Judiciales de La Pampa, sobre la posibilidad que el gobierno convoque nuevamente a la paritaria. “El gobierno tiene que hacer un gesto fuerte. La Mesa Intersindical está en una posición de fuerza, pero no queremos derrotar al gobernador, sino que los trabajadores tengan una mejora en sus bolsillos”, añadió en diálogo con Radio Noticias 99.5.
Riela negó que la entente gremial tenga una postura cerrada y le recordó al gobernador Oscar Jorge que la propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner ha dicho que la paritaria es el lugar natural de negociación y le pidió escuchar más al Papa Francisco I, cuando insta al diálogo. “Esta situación enoja y desgasta. Es una discriminación que se llame solo a un sector a la paritaria y no al resto”, concluyó.

Hoy hay paro de los bancarios
Los empleados bancarios realizarán hoy un paro de 24 horas en la atención al público y, según adelantaron desde el gremio que los aglutina, se espera contar con una amplia adhesión en toda la provincia.
Ayer se hicieron las rondas de consultas entre los empleados de todas las entidades con presencia en Santa Rosa y sobre las 14.30, en la casa central del Banco de La Pampa, se confirmó la aceptación mayoritaria. “Estimo que va a haber un alto acatamiento”, aventuró Raúl Ibáñez, secretario general de la Asociación Bancaria.
La medida de fuerza se hace en solidaridad con los empleados bancarios de Tucumán, reprimidos semanas atrás en esa provincia durante las movilizaciones luego del despido de 36 trabajadores de la Caja Popular de Tucumán. Veintidós empleados resultaron con heridas de diversa consideración tras los choques con las fuerzas policiales de la provincia que gobierna José Alperovich.
Hace 15 días, La Pampa ya se había plegado masivamente a una primera medida de fuerza en solidaridad con los bancarios tucumanos a partir de un quite de actividad de dos horas sobre el final de la jornada. En ese momento, desde la Asociación Bancaria destacaron el alto acatamiento en todas las entidades, tanto públicas como privadas.
En tanto, la semana pasada se realizó una movilización nacional de la que participaron representantes de todo el país y que congregó a alrededor de 10.000 trabajadores; pero ante la persistencia de la Caja tucumana en rechazar la reincorporación, se dispuso la nueva medida de fuerza.
Según especificó Ibáñez, la modalidad para la jornada de hoy será de paro con asistencia al lugar de trabajo.