Esquina complicada

La noticia no es el mal estado de las calles de tierra, que siempre acusan más la falta de mantenimiento. El problema de la esquina donde confluyen Stieben y Asunción del Paraguay se complica por la pendiente que canaliza el agua de lluvia: allí, la profunda grieta en el camino del agua implica una circulación “muy suave” para que el vehículo no sufra percances.

Compartir