Estaciones de GNC, a pérdida

POLITICA MACRISTA PROFUNDIZA LA CRISIS DEL SECTOR

En Santa Rosa, una de cada dos estaciones opera desde hace seis meses a pérdida sin llegar a cubrir los costos. Los empresarios advierten riesgo de cese de actividades.
La política económica del gobierno nacional, que permitió el incremento desmedido en los costos del gas, la energía eléctrica y otros insumos específicos de la producción, generó una fuerte crisis dentro del sector de expendio de GNC en La Pampa y el resto de las provincias. La situación pone en jaque a los estaciones que están trabajando a pérdida en buena parte del territorio pampeano, principalmente en esta capital.
Para la Cámara de Expendedores de Combustibles, Lubricantes y Afines de La Pampa (Cecla), “las estaciones que venden por debajo del punto de equilibrio representan un 50 por ciento en La Pampa, principalmente ubicadas en Santa Rosa, Bernasconi, Macachín y General Acha. En la ciudad capital, una de cada dos estaciones está operando por debajo de los 90.000 metros cúbicos mensuales”.
Los datos surgen de un informe que la Cecla presentará a los legisladores pampeanos para que conozcan la situación en profundidad y exijan medidas del gobierno de Mauricio Macri. En Santa Rosa, la situación de los estacioneros que venden GNC se mantiene desde hace seis meses, y los empresarios funcionan a pérdida sin expectativas de modificar el escenario en el corto plazo.

Futuro difícil.
“A nivel nacional, el 33 por ciento de las bocas de expendio de GNC instaladas, unas dos mil, despachan menos de 90.000 metros cúbicos. Una de cada tres empresas presenta capacidad instalada ociosa. Las perspectivas de futuro no son buenas en un contexto de estancamiento de las conversiones de vehículos a GNC y caída progresiva de las ventas”, manifestaron desde la Cámara de Expendedores provincial.
En abril de este año, el Ministerio de Energía y Minería de la Nación actualizó el valor del gas en boca de pozo y unificó la facturación del transporte y la distribución, lo que provocó una distorsión importante en los costos de las estaciones de GNC, los aumentos del valor del gas y la unificación de facturas significó un incremento notorio en impuestos específicos que antes se calculaban de otra manera.
“El aumento de los costos, especialmente el gas y sus impuestos, pero también la energía eléctrica y los insumos específicos, ha determinado que las estaciones de GNC estén en riesgo de cese de actividades. Esto se agrava aún más cuando nos referimos a estaciones que venden solo GNC, pues no tienen posibilidades de compartir costos fijos con otras unidades de negocio”, afirmaron los empresarios.

Impuestos.
En la provincia de La Pampa, de acuerdo al escrito al que accedió LA ARENA, el problema se agudizó en el segundo trimestre del año, como consecuencia directa del achicamiento de la brecha entre los precios del GNC y la nafta súper. Si bien esta proporción varía en función de la bandera y zona que se tome como referencia, hablamos de un 24-26 por ciento de diferencia promedio.
El 34,23 por ciento del precio del gas son impuestos nacionales y provinciales, sin contar IVA, Ganancias e Impuesto al cheque: en promedio el costo laboral, con cargas sociales por CCT, implica un 18 por ciento del precio de venta del GNC, el IVA tiene un impacto del 10,9 por ciento sobre el precio final y el Impuesto al cheque genera un impacto del 1,2 por ciento. El impacto promedio del costo de la energía eléctrica por metro cúbico supera el 2 por ciento del precio en todos los casos.

Compartir