“Estamos desprotegidos”

El gremio de los docentes pampeanos se manifestó dos veces durante el día de ayer (por la mañana y por la tarde) frente a la Casa de Gobierno para reclamar por el docente del Colegio Mabel Peralbo que “injustamente” fue separado de su cargo luego de que tres alumnas lo acusaran de haber abusado de ellas en el interior del establecimiento. El hecho fue caratulado por el fiscal Marcos Sacco como “abuso sexual simple” y, según fuentes judiciales, “el profesor fue acusado de tocamientos”.
“Esto nos está preocupando sobremanera. Estamos pidiendo un resguardo y una reparación para que los compañeros realmente puedan entender que todos estamos expuestos y desprotegidos ante acusaciones de esta magnitud. En este caso se actuó sin un previo trabajo institucional y una previa investigación. Rechazamos que no se haya cumplido con el protocolo que está en las instituciones educativas. Si los hechos están, las denuncias hay que hacerlas. Pero aquí se actuó al revés de cómo se tiene que actuar”, dijo ayer por la tarde Claudia Fernández, secretaria General de Utelpa, en la manifestación que se realizó en la rotonda de Casa de Gobierno.
“Estamos pidiendo al ministerio que nos explique cuáles han sido las investigaciones previas y los cargos que hay. Creemos y estamos convencidos que esta figura del ‘rozamiento’ que se nos quiere poner como una causa muy grave, en un contacto físico a defecto que uno tiene constantemente con los alumnos y alumnas es un contacto de normalidad, no es un contacto de abuso o que pueda pensarse como algo que va en contra de nuestros niños y niñas. Esto no tiene nada que ver con la situación que se está investigando”, agregó.

Sin respuestas.
Por otra parte, Fernández dijo que hasta el momento el gremio no tuvo respuestas oficiales cuando consultó por la situación del docente. “Hasta aquí ni la coordinadora ni la directora de nivel ni la ministra, nos están dando explicaciones del caso”.
-Ahora, del otro lado hay tres denuncias que fueron ponderadas por el fiscal para formalizar la acusación y también por la jueza Florencia Maza, que ordenó una restricción de acercamiento al colegio y las alumnas…
-Nosotros no estamos en contra de que se investigue. Eso debe investigarse. Pero los testimonios de alumnos de otras instituciones y profesores adonde el profesor trabaja, no tienen relación con este hecho y sin embargo de esos lugares también se lo separó. Esto lo ha llevado a una problemática psicológica y si la institución le generó esta situación de extrema vulnerabilidad, el ministerio o la ART van a tener que dar respuestas.