“Esto ya se hizo en los años ’90”

BAJA EN LOS APORTES PATRONALES: FAGGIANI PIDIO CONTROLES ESTRICTOS AL GOBIERNO

El secretario general de la CGT Regional Centro Sur, Luis Faggiani, recordó que durante el menemismo, el empresariado utilizó la baja en los aportes para quedarse con el dinero y no incorporaron personal.
“En la medida en que se bajen los aportes y las contribuciones, lógicamente que se están bajando recursos para las obras sociales y las jubilaciones -opinó el titular de la CGT pampeana, Luis Faggiani-. Una de las propuestas que aparentemente estaría en carpeta por parte del gobierno, es que se modificaría el aporte patronal y el Estado se haría cargo de la diferencia, para que las patronales incorporen empleados que tienen en negro”.
El dirigente del gremio del personal de la AFIP habló con Radio Noticias sobre las negociaciones que vienen manteniendo la Confederación General del Trabajo con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, con el objetivo de achicar el enorme porcentaje de trabajo informal que hay en el país. “La realidad es que esto ya se hizo en los ’90 y muchos de los empresarios aprovecharon la baja de los aportes patronales para quedarse con la plata y luego no incorporaron a nadie. O lo hicieron en el primer tiempo y luego lo abandonaron. Esto deberá tener los controles correspondientes para ser efectivo”, afirmó.

Derechos.
Faggiani afirmó que en la reunión en la Casa Rosada ratificó ante el triunvirato cegetista que no habrá ninguna reforma sin consenso, ni en la Ley de Asociaciones Sindicales ni en la de Contrato de Trabajo. Desde Nación manifestaron que quieren avanzar en trabajar sobre el empleo no registrado. “Es hasta ahora lo que tenemos”, sostuvo el dirigente pampeano.
Más allá de lo que el gobierno de Mauricio Macri viene manifestando a la conducción de los gremios peronistas, el dirigente tiene una mirada propia respecto a lo que viene: “Este gobierno va a ir detrás de los derechos que hay en los convenios colectivos de trabajo y de un modo u otro va a tratar de cercenar esos derechos. No se irá por la modificación de la ley pero sí por actividad”.
“Si vamos a discutir la modalidad en que se van a incorporar trabajadores que no están registrados, para que estén registrados, obvio que vamos a estar de acuerdo, y también si nos dicen que las reformas que se realicen saldrán por consenso. Ahora hay que sentarse a una mesa y conversar”, sostuvo.

Brasil, no.
Faggiani insistió en que no cree que se busquen medidas que favorezcan a los trabajadores. “No creo que se apunte a una reforma como la de Brasil, porque produjo estragos en todos los estamentos, sindicales y políticos. Incluso algunas de las reformas que se hicieron se están revirtiendo judicialmente. No se va a apuntar a ello, aunque sea la intención de algunos, por ejemplo, los grandes empresarios. Si prima la cordura, la cuestión tiene que caminar por otro lugar”, consideró.
Para el dirigente, más allá del claro apoyo de la CGT al peronismo, antes y después de las elecciones legislativas, no puede dejar de tener un diálogo con Nación. “La CGT tiene que tener una apertura inteligente para el diálogo, para poder abrir las puertas a que se resuelvan los problemas de los trabajadores. Esto no significa estar de acuerdo con el gobierno, aunque claramente hay compañeros que están identificados con el gobierno, como los que componen las 62 Organizaciones que conducía Momo Venegas. En La Pampa también hay compañeros que están en una sintonía con Cambiemos, pero esto no significa que no tengamos que sentarnos a conversar con ellos”, concluyó.