Estudiantes del IFD piden edificio propio

MANIFESTACION JUNTO A UTELPA

Estudiantes de los profesorados en Educación Primaria e Inicial, del Instituto de Formación Docente, realizaron ayer una sentada en las inmediaciones del colegio Manuel Belgrano, de esta ciudad, reclamando -entre otras cuestiones- por la falta de un edificio propio. Los manifestantes estuvieron acompañados por dirigentes de Utelpa.
Con pancartas y carteles con los lemas “Menos palabras y más hechos”, “Edificio propio ya” y “Estudiamos para luchar, luchamos para estudiar”, entre otras consignas, las futuras docentes se acercaron al establecimiento educativo ubicado en la intersección de las avenidas Arturo Illia y Belgrano.
Ni bien comenzó la movilización, cortaron parcialmente la calle -dejando un carril liberado- y los automovilistas tocaban bocina apoyando el reclamo. Sin embargo, pocos minutos después la mayoría regresó a la vereda para escuchar a dos delegadas del Centro de Estudiantes, quienes explicaron cómo se encuentra la situación actual.
En ese contexto, señalaron que el edificio se construirá en unos terrenos aledaños a la Escuela 201 “Coronel de la Marina Benito José de Goyena, ubicado en la calle Antártida Argentina 575. “El proyecto está listo aunque faltan certificaciones de Nación. Mandaron los planos de infraestructuras pero solo aprobaron el primer acto, restan otros dos. Hasta que no se aprueben, el gobierno provincial no puede iniciar las licitaciones”, señalaron tras una reunión que mantuvieron ayer con autoridades.

Superpoblación.
El Instituto de Formación Docente de la Escuela Normal de Santa Rosa se creó hace 106 años -en 1909- pero hace más de una década funciona dividida en tres edificios prestados. A esta situación se suma que las aulas en las que cursan tienen una capacidad de 30 alumnos, mientras los estudiantes son entre 40 y 50.
“No tenemos mesas ni sillas para tantas alumnas, en algunos casos terminamos siendo cuatro chicas para una mesa o posando nuestras carpetas sobre las rodillas. Esto hace que nos pongan trabas para cursar materias, por falta de lugar y horario”, se quejaron.
Por otro lado, revelaron que “hay chicas que salen de cursar después de la medianoche que si se manejan en colectivo lo pierden y tienen que volver a sus hogares caminando o gastando un dineral en taxi”.
Cabe destacar que en 2013 los diputados Miguel Tanos y Luciano Di Nápoli (PJ) presentaron un proyecto solicitando al Poder Ejecutivo que promueva la construcción de un edificio para el IFD. En ese momento, argumentaron que “las condiciones para la enseñanza-aprendizaje no parecen ser óptimas, debido a la gran cantidad de alumnos, el poco espacio físico, y el desdoblamiento institucional en tres edificios”, situación que se mantiene en la actualidad.