Evoluciona Juan Cruz Lo Surdo

LA POLICIA SIGUE SIN PISTAS SOBRE EL CONDUCTOR

Juan Cruz Lo Surdo, el pampeano que fue atropellado el lunes 12 cerca de Rivera, se encuentra evolucionando favorablemente en el Hospital Penna de Bahía Blanca. Tras permanecer una semana en Terapia Intensiva y atravesar una intervención quirúrgica, el joven de 20 años fue trasladado a una habitación común de Clínica Médica y también le fue retirado el respirador artificial.
“La verdad es que está un poco mejor. Lo único malo que ocurrió es que el domingo levantó fiebre y no lograban bajársela. Por eso le hicieron estudios, una punción lumbar y estudios de sangre y orina. Posiblemente pueda haber adquirido un virus intra hospitalario”, dijo ayer a este diario, Romina, pareja de la mamá de Lo Surdo.
“Lo bueno es que Juan se despertó y nos reconoció. Cada tanto charla con su madre o conmigo, pero solo un ratito porque después se pierde. Ayer hubo una junta médica pero todavía no nos dieron los resultados generales. La tomografía de cráneo que le hicieron de la cabeza salió bien, no habría nuevos daños”, agregó.
Además de golpes por todo el cuerpo y una fractura de cráneo, fruto de haber sido atropellado por un vehículo que aún no fue identificado, Lo Surdo sufrió la fractura de sus miembros inferiores. “Juan tiene dos fracturas expuestas en sus piernas. En la izquierda le pusieron yeso y clavos. Por esas fracturas todavía no lo han atendido, es necesario que se recupere de la cabeza y la fiebre. Están estudiando si lo van a operar acá o en Santa Rosa. También tenemos algunos inconvenientes con la obra social”, relató.

Investigación.
Nada se sabe del vehículo que atropelló al pampeano, ni tampoco del conductor que lo dejó abandonado a la vera de la ruta 60. Ayer el secretario de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires volvió a contactarse con los familiares del joven, pero la respuesta fue la misma: no hay testigos oculares directos, ni pistas certera sobre el autor responsable del siniestro. “Nos dijeron que están trabajando sobre las cámaras de seguridad de las localidades cercanas pero todavía no hay nada. Por el estado en que se encuentra Juan, aún no le tomaron declaración. Yo le pregunté si se acuerda algo pero él dijo que no. No queremos exigirle porque su estado es delicado. Ayer le pusieron morfina porque estuvo con mucho dolor”, señaló Romina. Y agregó: “Nosotras no nos vamos a quedar quietas. Vamos a buscar por todas partes al responsable de lo que le hicieron a Juan. Por otra parte quiero agradecer al Hospital de Rivera, quienes le practicaron las primeras curaciones a Juan que de otra manera no estaría vivo. Y también a los médicos y personal del Penna, que nos trataron de la mejor manera y están muy bien equipados”.

Investigación.
Lo más impactante de este episodio es que la persona que embistió al joven se dio a la fuga sin dejar rastros. Pese al violento impacto, no quedó en el lugar ningún plástico o material que pudo haberse desprendido. Esto -según los investigadores- puede deberse a dos cosas: la naturaleza del plástico utilizado en los vehículos nuevos que muchas veces no se desprende o que el responsable el hecho se haya tomado el tiempo de juntar los restos.
“Hicimos un relevamiento de todos los campos cercanos donde existe personal y de los vehículos en los que circulan habitualmente por esos caminos. También trabajamos sobre los locales que venden autopartes y los talleres mecánicos y verificamos las cámaras de seguridad de Pigüé, Guaminí y Macachín”, dijo el sábado a este diario el Comisario Ortega, a cargo del Destacamento de Rivera.