Ex Planes: advierten que se comprometen las arcas por años

LA JUBILACION DE LOS TRABAJADORES COSTARIA 8,4 MILLONES POR AÑO A LA COMUNA

El diputado socialista dijo que debería haber una ley provincial para todos los trabajadores en la misma situación con lo que se abonaría menos y con el mismo resultado. Destacó que se comprometieron las arcas municipales durante años.
El diputado provincial Luis Solana afirmó que la ordenanza votada por el Concejo Deliberante de Santa Rosa para que los empleados municipales que son ex planes de empleo puedan jubilarse costará a los vecinos y vecinas de la ciudad al menos 8,3 millones de pesos por año, según números actuales. Para el legislador, la medida que se presentó como beneficiosa para los trabajadores es “un engaño” para los habitantes de la capital provincial, ya que podría haberse hecho una ley provincial que los contemplara y no afectara, por años, las arcas municipales. Es que la norma, que se implementará en 2020, pagaría no solo esos aportes faltantes sino también después el beneficio que corresponde a los pensionados.
Solana presentó en su momento un proyecto para que los 4.000 empleados públicos pampeanos que ingresaron a planta como ex planes de empleo puedan tener los aportes que no se les abonó mientras estuvieron precarizados, y puedan jubilarse en tiempo y forma. Todavía está a la espera de su tratamiento en la Legislatura.
“Para nuestro asombro, hace unos días el Concejo Deliberante de Santa Rosa, de la mano del gobierno justicialista (fue votado por todas las bancadas), aprobó una ordenanza que vulnera principios de derecho de los empleados, a la vez que compromete seriamente los recursos futuros del municipio, ya que dicha norma crea un régimen previsional municipal, paralelo al del Instituto de Seguridad Social, incitándolos a optar por el beneficio solidario previsional que contempla el régimen jubilatorio provincial. Este beneficio requiere un mínimo de diez años de aportes y paga la mitad de la jubilación mínima”, indicó.
Solana explicó que “a quienes opten por esta salida elegante, el municipio les aportará una suma equivalente a dicho beneficio, que hoy es de aproximadamente 2.800 pesos, o sea la otra mitad necesaria para alcanzar la jubilación mínima”.

Trampa.
Solana precisó que “hasta aquí parecen todos muy solidarios, pero hecha la ley, hecha la trampa. En La Pampa tenemos 4.000 personas que ingresaron a la administración pública desde la década de 1990 hasta la fecha, alcanzando en su mayoría más de veinte años de trabajo, pero solo cuentan con siete años de aportes, ya que el gobierno los hacía trabajar bajo modalidades de contratos precarios, y por supuesto, sin obra social, sin seguro, sin vacaciones, y sin aportes jubilatorios”.
“Desde hace tiempo -continuó- se viene reclamando que se les reconozca esos años, que en la práctica significa que la provincia abone al ISS los aportes de los años que trabajaron en negro, vulneración decidida por el propio gobierno”.
“Lo curioso es que los concejales en vez de exigir que la provincia les devuelva a los trabajadores municipales los aportes que les corresponderían, prefieren utilizar los recursos de las tasas municipales para compensar una deuda social y moral de la Provincia, y sin tener en cuenta la inequidad que generan, al quedar fuera del alcance de esta propuesta el resto de los trabajadores en iguales condiciones en otras áreas del gobierno provincial que no sea la Municipalidad de Santa Rosa. Trabajadores de otros municipios, de los hospitales públicos provinciales, de quienes se desempeñaron como planes sociales en las escuelas de la provincia, por mencionar algunos”.

Cálculos y millones.
El diputado indicó que “la ordenanza lejos de reconocer el derecho a los trabajadores a los aportes por los años trabajados, solo establece una compensación para un escaso sector. En Santa Rosa, en el año 2007, 590 empleados municipales eran ex planes y pasaron a planta o al régimen de la Ley 2343. O sea, fueron blanqueados. Todos ellos tienen al día de hoy siete años de aportes. De éstos, 250 alcanzarán a la edad jubilatoria los años de aporte necesarios para jubilarse por el ISS y 230 no alcanzarán a la edad jubilatoria los años de aportes necesarios. Esta es la población objetivo de la ordenanza”.
“Por lo tanto, en el 2019 unos 15 de estos 230 trabajadores podrán jubilarse por imperio de la ordenanza en cuestión, en el 2020 otros 15 en promedio, y así sucesivamente hasta llegar a la totalidad. Tomando en cuenta los haberes en la actualidad, el costo para los vecinos de Santa Rosa, cuando todos estén jubilados -o en su caso pensionados- será de 8.372.000 pesos si calculamos 230 jubilados por trece meses y por 2.800 pesos (mitad de haber mínimo)”, dijo.
“Esta cifra será permanente dentro las partidas presupuestarias municipales, ya que dicha ordenanza prevé, por supuesto, que fallecido el titular continúan cobrando los pensionados con un monto equivalente al haber jubilatorio”, indicó.

Propuesta.
Como alternativa, Solana indicó que “en principio pediríamos a los concejales de Santa Rosa que no paguen con los esfuerzos de nuestros vecinos la deuda del gobierno provincial. En segundo lugar, en vez de abonar 8,4 millones de pesos por año, por siempre, se debería optar por abonar al ISS por cada trabajador que alcance los 10 años de aporte y la edad jubilatoria. Los restantes 20 años de aporte, al costo de 20.020 pesos por año por 230 trabajadores equivale a 92 millones de pesos que se irán pagando en la medida que se vayan jubilando, 15 anualmente en promedio. El saldo sería 6.006.000 pesos si calculamos 15 trabajadores por año por 20.020 pesos (aporte anual al ISS) por 20 años restantes”.
“En vez de abonar eternamente 8,4 millones de pesos, y no reconocer el derecho a los años trabajados en negro, proponemos abonar -y así lo establece nuestro proyecto en la Legislatura- 6 millones de pesos por el plazo de 15 años y con los recursos provinciales”, indicó.