Exoneran a dos ex funcionarios

ALICIA ECHEVESTE Y CARLOS SAN MIGUEL SE QUEDARON FORMALMENTE AFUERA DEL ESTADO

Tres un mes sin publicarse, el Boletín Oficial de la provincia del La Pampa volvió a aparecer ayer en el sitio oficial de la provincia con algunas novedades de las que suelen pasar desapercibidas: en la página 28 se informa que la ex directora de Niñez y Adolescencia, Alicia Esther Echeveste, y el ex subdirector del Instituto Provincial de Educación y Socialización de adolescentes (Ipesa), Carlos Alberto San Miguel, fueron exonerados en el mes de octubre y no podrán acceder al retiro especial.
Los dos ex funcionarios renunciaron a sus cargos en 2009 a pedido del entonces ministro de Bienestar Social, Gustavo Fernández Mendía, por estar imputados en el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público, previsto en el artículo 249 del Código Penal y en febrero de 2013 fueron condenados por no denunciar una serie de abusos y maltratos a un grupo de chicos internados en el Ipesa. No obstante, después de ser separada del cargo por las irregularidades en el Ipesa, Echeveste fue adscripta a la Dirección General de Educación Inicial y Primaria hasta que en el diciembre del 2014, la asesora letrada del gobierno Jorgista, Mónica Vassia, solicitó su baja.
En el boletín publicado consta que Alicia Esther Echeveste fue “destituída con carácter de exoneración” de la Asesoría Letrada de Gobierno; al igual que Carlos Alberto San Miguel que era empleado del Ministerio de Desarrollo Social.

Fallo judicial.
En la condena judicial del año 2013 se dio por acreditadas la falta de toma de decisiones con respecto a los casos constatados “de abusos sexuales entre menores alojados en los Hogares de Adolescentes Varones, embarazos juveniles dentro del Hogar de Adolescentes Mujeres, innumerables fugas, abandonos de tratamientos reiterados con regreso al instituto en formas y horarios inadecuados”. También se ratificó que “en los abandonos de tratamiento, abusos sexuales entre internos, menores alcoholizados, embarazos adolescentes de las residentes, se hicieron en forma reiterada mientras estaba de directora Echebeste”. Además la Justicia dejó claro que, respecto de la figura penal aplicada, “las conductas omisivas resultaron ser dolosas porque habiendo asumido y sabiendo de las funciones que desempeñarían conforme a las leyes ya precitadas no lo hicieron”.
En noviembre de 2014 los integrantes de la Sala B del Tribunal de Impugnación Penal (TIP), Carlos Flores y Verónica Fantini, fallaron en igual sentido. Ratificaron la pena impuesta sobre ambos ex funcionarios.