Extienden paro en Polymedic

El abogado del gremio ATSA, Fernando Canepini, confirmó que los socios del Instituto Polymedic "hace más de un año, según nos consta, que no realizan los aportes jubilatorios ni sindicales". Además, confirmó que solicitarán audiencia a los ministros de Salud y Producción de la provincia.
El encuentro anunciado en la jornada de ayer, por la delegada normalizadora de ATSA Sanidad, debido al conflicto que mantiene el Instituto Polymedic, comenzó pasadas las 10.30 y culminó ya avanzado el mediodía. El abogado del gremio, Fernando Canepini, fue quién esgrimió la actual situación del centro de salud e indicó cómo se mantiene la situación allí.
Con la visita sorpresiva de uno de los socios mayoritarios, que forma parte del conflicto, el cordobés Gustavo Peñaloza dialogó con LA ARENA (ver aparte) y finalizada la reunión, que tuvo lugar en la sala de yeso del instituto, Canepini también manifestó a este diario, los resultados del encuentro.
Inicialmente, el letrado reconoció que "están debiendo cargas sociales, que pese a que las están realizando por recibo de sueldo, no ingresan a los organismos de seguridad social, están debiendo el dos por ciento de aportes sindicales que cada afiliado debe aportar y realmente no están ingresando a la asociación sindical, están en cesación de pagos, no están efectivizando sueldos, ya que del mes de febrero no se verifica el pago; al personal no registrado en términos de ley enero tampoco lo han cobrado así que nosotros vamos a impulsar una acción judicial para lograr el cobro de esas acreencias por la necesidad y la urgencia de las mismas; y vamos a tratar de negociar para obtener ayuda económica externa porque realmente se necesita una inyección de capital. Esto es así porque el pasivo, según reconocen ellos (los empleados) ya que yo no tengo acceso a la información contable, es realmente muy alto", informó.
– El doctor Peñaloza dijo que se estaría adeudando un año de los aportes que usted menciona, ¿esto es así?
– Realmente por lo que podemos verificar, el período adeudado sería más extenso que un año. Él (Peñaloza) siempre manifiesta que está haciendo moratorias, realmente no tenemos constancia de moratorias ingresadas y aprobadas por el organismo de contralor; por lo que yo realmente no podría dar fe de lo que él manifiesta.
– Otra de las versiones sería que este conflicto a nivel económico surge de una diferencia que tienen los socios del Instituto, Nicolino y Peñaloza. Éste último ratificó que Nicolino sigue siendo gerente del Instituto, aunque no respondió sobre la ausencia del profesional. ¿Ustedes tienen la misma información?
– Totalmente. Hay una discusión interna, manifestada en reunión en presencia del personal y nuestra, donde los dos socios mayoritarios de la empresa no se ponen de acuerdo con el manejo societario y por lo que tengo entendido, Nicolino se ha abstraído de participar; lo que imposibilita una gestión ordinaria de la empresa. Por supuesto que está cesando la producción también, ya prácticamente no hay pacientes, entonces estaríamos perdiendo el círculo productivo.
– Hoy se mantuvo una reunión bastante extensa donde, además, los empleados se manifestaron muy enojados. ¿Qué se resolvió en las conversaciones mantenidas?
– Sólo pudimos resolver medidas paliativas temporales, que podrían traer la situación del cobro de haberes a corto plazo, pero como no hay inyección de dinero por falta de producción, se va a terminar; y los haberes, inevitablemente, van a dejar de pagarse en dos meses, como máximo. Por lo que estamos en una situación de emergencia, donde estamos tratando de recurrir a la ayuda pública para tratar de sustentar esta institución.
Se habló con el doctor Peñaloza sobre modificar los integrantes de la sociedad para que ingresen nuevos socios para utilizar una nueva gestión, porque realmente el problema está en la gestión antigua. Si los dos socios no pueden trabajar juntos, evidentemente lo mejor es que se tengan que ir, desde mi punto de vista, dejarle el lugar a los empleados para que puedan gestionar y sacar adelante esta institución.
– ¿Se podría plantear una cooperativa de los mismos empleados?
– Se podría plantear la opción de una transformación societaria, pero lógicamente necesitamos la anuencia de los socios.

Reuniones
Ante la consulta de mantener encuentros con funcionarios provinciales, Canepini aseguró que "se está preparando una audiencia para esta semana, para elevar un petitorio al ministro de Salud y al de Producción, para analizar si tenemos el aval de ellos para tratar de salir adelante". El asesor legal confirmó que "se mantendrá el paro actual, y se va a extender la próxima semana por tiempo indeterminado porque realmente no hay propuestas de pago, no hay inyección de dinero, realmente no pueden seguir trabajando sin cobrar, más allá de que se atienden las urgencias, pero no así el resto de tareas", detalló.
El abogado aseguró que los trabajadores afectados comprenden "a 58 empleados registrados y más de 20 en negro; esto es lo que manifiesta el personal de la institución", aseveró. Por último, el letrado confirmó que un empleado había dicho en el encuentro, al socio Peñaloza, que el contador no estaría brindando la información contable", sentenció.

"Buscamos una solución".
Durante el encuentro que mantuvieron ayer trabajadores del Instituto Polymedic, junto al representante legal del gremio ATSA, Fernando Canepini, además de la delegada normalizadora del mismo sindicato, Silvia Machesich y luego de una hora después de iniciada la reunión, se hizo presente uno de los socios mayoritarios, el médico Gustavo Peñaloza.
De forma reticente, habló escuetamente con LA ARENA y aunque reconoció algunos puntos, los mismos fueron desmentidos posteriormente por el abogado del gremio interviniente. En sólo un minuto de declaraciones, el médico dijo que "estamos tratando de buscar la solución de conservar, de que todos podamos tener la fuente de trabajo y el Polymedic pueda ser lo que fue", inició.
-¿Usted entiende el reclamo de los trabajadores por la falta de aportes?, preguntó la cronista.
– Sí, lo que pasa es que hubo una prioridad: o le pagábamos los sueldos o hacíamos los aportes y se dio prioridad a que cobraran los sueldos.
– ¿Y nunca se blanqueó esta situación con los trabajadores?
– Sí, se fueron blanqueando, tenemos créditos y estamos más o menos en un año que no hemos hecho los aportes.
– ¿Cuál es la situación con (Néstor) Nicolino actualmente?
– La situación es que él sigue siendo socio y gerente del Instituto, como yo.
– ¿Y por qué no se hace presente ahora mismo?
– Se lo tendrá que preguntar a él.

Nicolino habla de "paupérrima situación".
El socio "definitivamente renunciado" del Instituto Polymedic, Néstor Nicolino, consideró que el establecimiento se encuentra "en la absoluta imposibilidad de cumplir debidamente su objeto social".
En una solicitada que se publica en la página 15 de esta edición, también sostiene que el Polymedic "no puede prestar el servicio de salud" por una "desoladora y paupérrima situación funcional y económica".
Nicolino asegura que no sólo renunció a la gerencia de la empresa, sino que también intentó la "disolución y liquidación" de la sociedad. También anuncia que hay tramitaciones judiciales en curso, a la que vez que responsabiliza al restante socio-gerente, sin identificarlo con nombre y apellido, por las consecuencias derivadas de la "imprudencia" de mantener abierto el lugar.