FACE y la crisis de las cooperativas eléctricas

La Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios Públicos (FACE) expresó su preocupación por la situación en que se encuentran muchas cooperativas argentinas a raíz del corsé tarifario que les impusieron el gobierno nacional y los gobiernos provinciales cuando acordaron un congelamiento de valores a partir del 31 de diciembre de 2013.
En una declaración que emitió ayer, la FACE indicó que un relevamiento entre sus asociadas mostró “numerosos indicadores y situaciones” de que los objetivos que dieron lugar al programa de congelamiento tarifario están “severamente comprometidos” a raíz de la falta de actualización en los costos del sistema.
“Las cooperativas debieron aceptar sin ninguna posibilidad de opinión un congelamiento tarifario al 31 de diciembre de 2013, cuya vigencia se extiende hasta el fin del corriente año, en virtud de un acuerdo entre la Nación y los estados provinciales”, recordó la FACE, advirtiendo que, tal como señaló desde un principio, ese congelamiento comprometería con mayor o menor severidad la situación económica o financiera de las entidades que están en un extremo del sistema y no tienen posibilidades de maniobra.
Sin hacer un juicio de valor sobre la responsabilidad primaria en esta situación, la FACE señaló que “son pocos los distritos donde las cooperativas han recibido el anticipo de los planes de obras presentados”, que representan no más del 20 por ciento del monto total, mientras que la mayoría de las provincias “no ha recibido ningún desembolso aún”.

Rendiciones.
“Teniendo en cuenta que este programa finaliza el próximo 31 de diciembre y las dificultades que encuentran aquellas entidades que recibieron el anticipo en la rendición de la aplicación de los fondos, estimamos que difícilmente se pueda recibir la totalidad de los montos solicitados, rendir adecuadamente los mismos y cumplimentar el objetivo inicial”.
“En resumen, venimos a decir que aparentemente no nos equivocábamos cuando decíamos que este Programa pondría a las cooperativas ante una situación difícil, y que debe ser repensado rápida y efectivamente si se pretende de algún modo su continuidad”, exigió la FACE. “El sistema de distribución eléctrico cooperativo requiere una actualización de sus tarifas, y acordar en cada distrito cómo equilibrar la asimetría que en algunos casos se presenta entre el prestador cooperativo y la empresa provincial respecto de la posibilidad de acceder a fuentes alternativas de financiamiento que se ven reflejadas en los niveles de las tarifas o en los resultados expresados en los balances de las empresas”.