Falleció Telma Ceballos

A los 101 años, Telma Ceballos, la mujer de Juan Bautista Vairoletto, murió el sábado de la semana pasada en la localidad mendocina de General Alvear. La historia de Ceballos reúne características vinculadas al amor y a la fidelidad por un hombre que dejó su huella imborrable en diferentes provincias del país, entre ellas La Pampa.
La información de la muerte de Ceballos fue confirmada por el diario cuyano Los Andes. La mujer se instaló en la ciudad de Mendoza en la década del ’80 tras dejar Carmensa donde Vairoletto fue baleado y asesinado por la Policía. Luego se instaló en General Alvear donde cuidó a sus dos hijos. De carácter fuerte, opiniones sólidas, enorme dignidad y muy orgullosa. Así describió a su abuela Fabio Erreguena.
Una de las tantas versiones afirma que Vairoletto nació el 11 de noviembre en Carlos Pellegrini, un pequeño pueblo cinco mil habitantes de la provincia de Santa Fe, a poco más de 100 kilómetros de Rosario. Fue el quinto hijo varón de un matrimonio de inmigrantes italianos, Victorio y Teresa Bondino. Y, desde joven, su vida estuvo relacionada con los enfrentamientos con la Policía. Una de las versiones indica que había enamorado a la mujer de un comisario (de apellido Farache) que juró encarcelarlo. Finalmente lo logró y lo detuvo acusándolo de cuatrerismo, proselitismo político, hurtos, robos y hasta homicidios. Sin embargo, en 1925, cuando tenía 31 años, logró salir de prisión por lo que escapó al norte donde conoció a Mate Cocido, otro popular bandido rural. Vairoletto se instaló luego en Eduardo Castex y, perseguido por la Policía, huyó a Río Negro, Mendoza y San Luis. Finalmente se instaló en el sur mendocino donde conoció a Telma Ceballos. Según su nieto, a la mujer le gustaba otro bandido, pero sin embargo Vairoletto logró convencerla y estuvieron juntos por más de 20 años.