Fijarán pena en junio por un abuso sexual

DEBATE POR IMPUGNACION

En la Sala de Audiencia del Tribunal de Impugnación de Penal de La Pampa se llevó a cabo ayer el debate de ampliación de recursos de impugnación en el caso de un comerciante de 38 años condenado a 15 años de prisión por el delito de abuso sexual mediando violencia y amenaza, agravado por haber existido acceso carnal y por resultar el autor del hecho su padre, como delito continuado.
El abogado particular del imputado, argumentó que la sentencia del Tribunal -conformado por los jueces Andrés Olié, Carlos Mattei y Daniel Sáez Zamora- no estaba fundada. Los magistrados Filinto Benigno Rebechi y Carlos Antonio Flores fijaron para el miércoles 3 de junio la lectura de la sentencia.
En la resolución fechada el 20 de abril del corriente, la justicia comprobó que el imputado penetró tres veces a su hija -desde los 13 a los 16 años- y añadió que “amén de estos hechos puntuales de acceso carnal, durante todo ese tiempo existieron diversas situaciones de tocamientos, roces, exhibiciones y demás acontecimientos también con contenido sexual”.
“Todos estos actos, siempre conforme la versión directa de la víctima, fueron posibles en función de la violencia física y psicológica que ejercía el acusado sobre ella y todo el grupo familiar; refiriendo múltiples actos de violencia física y amenazas, temiendo incluso por su vida y la integridad física de sus hermanos”, indicaron los jueces en su resolución.
En aquella oportunidad, la fiscalía había solicitado una pena de 20 años, mientras que el letrado defensor pidió la absolución del progenitor, por considerar que los hechos no ocurrieron como fueron descriptos.
Para fijar la pena, el tribunal tuvo en cuenta la extensión del daño causado ya que la menor padeció problemas personales y en las relaciones interpersonales, mermó su rendimiento escolar, mostró sentimientos de culpabilización por la situación que había denunciado y sufrió pesadillas y comenzó a tener miedo de salir sola.